Los uniformados concientizan a población para que se quede en su casa. (Foto: Los Tiempos)

Bolivia Digital

Las Fuerzas Armadas dosificaron en turnos las labores de su personal para coadyuvar a la Policía en los controles y operativos con el fin de que la ciudadanía cumpla la cuarentena total; sin embargo, pese a esta labor, muchos pobladores se niegan a obedecer las disposiciones y no toman en cuenta los riesgos para su salud y la de los demás.

Por ello, la institución castrense pidió mayor colaboración a los bolivianos.

El general Alfredo Cuéllar, comandante de la guarnición militar de Cochabamba, manifestó en entrevista con la Red ATB que aún hay algunos lugares, principalmente en las zonas alejadas, donde hay mucha resistencia a la labor de los uniformados.

“Si no acatan se van a contagiar y al resto también, por eso pedimos más ayuda a las autoridades locales para que podamos combatir en esta guerra; ayúdennos autoridades y pueblo para vencer a la pandemia”, manifestó.

Agregó que el trabajo aún es insuficiente a pesar de que todo el personal está desplazado en diversos turnos para que no se desgaste.

“Necesitamos toda la ayuda y sobre todo que se entienda la labor que realizamos porque no es para las Fuerzas Armadas, sino para toda Bolivia”, dijo.

Por su parte, el coronel Hugo Arandia, comandante de la séptima división del Ejército, sostuvo que la presencia militar se registra en la madrugada y al mediodía, horarios en los que se requiere mayor control.

Por otra parte, señaló que el personal castrense se encuentra en perfectas condiciones de salud y su vida no corre peligro durante las labores que realiza, puesto que se cuenta con cámaras de desinfección.

“Con estos equipos se brinda más seguridad y sobre todo tranquilidad al personal para que cumpla con esta tarea. Los militares tienen todo el equipamiento”, afirmó.