Las embarcaciones se dirigen hasta el lugar donde se encontraban los afectados por la crecida del río. Foto: Defensa Civil

Bolivia

El Viceministerio de Defensa Civil, en coordinación con las Fuerzas Armadas (FFAA), rescató ayer a 34 personas afectadas por la inundación de sus viviendas en comunidades de los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz.

Desde temprano del sábado, personal de la Base Naval Puerto Villarroel, dependiente del Área Naval Nº 1 Cochabamba de la Armada Boliviana, se dirigió hasta la comunidad de Alto Pallar del municipio de Puerto Villarroel para garantizar la seguridad de 12 personas que quedaron atrapadas por el desborde del río Ichilo.

El capitán de Corbeta Álex Ortiz, comandante de la Base Naval Puerto Villarroel, explicó que para el operativo se desplegó a efectivos en embarcaciones hasta el lugar donde se encontraban los afectados por la crecida del río. “Posteriormente fueron trasladados hasta a la localidad de Puerto Villarroel, donde fueron evaluados por el personal médico de esta unidad”, manifestó.

El aumento del nivel de agua en el río Ichilo, en Puerto Villarroel, se registró desde el viernes, por lo que el Servicio Nacional de Hidrografía Naval declaró Alerta Roja en ese municipio.

En la tarde, un reporte en vivo de Bolivia TV mostró que helicópteros Súper Puma llegaron hasta la comunidad Topáter distante a 150 kilómetros de Yapacaní, del departamento de Santa Cruz, para poner a buen recaudo a 22 personas afectadas por el desborde de río y las intensas precipitaciones pluviales registradas en la zona.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, informó al matutino Opinión que, en coordinación con las FFAA, el apoyo de la Capitanía de Puerto Mayor Ichilo y de la Policía Boliviana, del municipio de Puerto Villarroel, se realiza la búsqueda de José Manuel Hurtado, que desapareció en el sector de Isarzama.

El gerente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba, Rolando Morales, informó que se trata de un productor de banano que desapareció el viernes.