R.M.B. – Edición impresa

A la conclusión de la audiencia cautelar en la que se dispuso la detención domiciliaria de Willy F., exdirector ejecutivo del Ministerio de Culturas, el Ministerio Público interpuso una apelación y solicitó la detención preventiva por seguridad.

“Se va a tramitar lo antes posible la reversión de esa determinación porque se ha demostrado que tiene relación con el almacenamiento de diésel y gasolina, fabricación de explosivos, además de delitos de corrupción, como incumplimiento de deberes, uso indebido de bienes públicos del Estado y organización criminal”, manifestó ayer a los periodistas el fiscal Marco Villa.

El juez cautelar estableció el pago de una fianza de 7.000 bolivianos contra Willy F. y la permanencia obligatoria en su domicilio sin derecho a salir a trabajar mientras duren las pesquisas.

En el operativo efectuado por la Policía y la Fiscalía el sábado 9 de noviembre en un garaje de propiedad del Ministerio de Culturas se hallaron combustibles, explosivos, más de 800 botellas de vidrio y otros insumos que eran utilizados para la fabricación de bombas molotov para ser usadas, según la Fiscalía, contra los manifestantes que rechazaron los resultados de las elecciones del 20 de octubre.

En este hecho también está involucrada la exministra de Culturas Wilma Alanoca, asilada en la Embajada de México a la espera de un salvoconducto para viajar a ese país a fin de evitar su aprehensión.

“En el despacho de Alanoca se hallaron cascos, bibliografía proselitista y otros elementos, por ello se investiga su grado de participación en la fabricación de las bombas. Hasta ahora hay siete aprehendidos y convocaremos a otros actuales y exfuncionarios para que informen sobre dichos explosivos”, dijo el fiscal.