Roxana Lizárraga, ex ministra de Comunicación durante el régimen de Jeanine Añez. (Foto: RRSS)

• Redacción Central/

Roxana Lizárraga, ex ministra de Comunicación durante el régimen de Jeanine Añez, será citada mediante edicto para que preste sus declaraciones por las acusaciones en su contra en el caso denominado Gases-Ecuador.

El fiscal Junior Flores informó ayer que “tomando en cuenta que esta ciudadana fue citada en reiteradas oportunidades en su domicilio real, existe un fiscal asignado al caso el cual establece el desconocimiento del paradero de esta ciudadana, es por eso que se activó la citación mediante edictos”.

El representante del Ministerio Público agregó que también se solicitó a la Dirección de Migración un informe para conocer si abandonó el territorio nacional o en su defecto ubicar su paradero.

Flores resaltó que en caso de que la exministra no se presente a prestar sus declaraciones informativas en calidad de sindicada se procederá a la imputación formal.

Una muestra de las granadas de gas lacrimógeno que llegaron a Bolivia desde Ecuador.

El 10 de junio de 2021, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, y el comandante general de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, revelaron que se inició una investigación por el presunto préstamo o adquisición de gases lacrimógenos y municiones de guerra que el gobierno de Jeanine Añez hizo a su par de Ecuador en 2019.

Durante la investigación que se hace por la compra de gases lacrimógenos durante la gestión del exministro de Gobierno Arturo Murillo, algunos exfuncionarios investigados indicaron que también se hizo un traslado por vía aérea desde Ecuador con munición de alto calibre y gases antimotines.

Según los datos que se conocieron en la pesquisa, el 14 de noviembre de 2019 la exministra Lizárraga hizo las gestiones diplomáticas ante el exministro Carlos Sánchez Berzaín para que pueda interceder ante el gobierno de Lenín Moreno (Ecuador) para que se haga un préstamo de gases y munición para la represión al pueblo boliviano, que se manifestaba en las calles contra el golpe de Estado.

Esa información fue revelada por la propia Roxana Lizárraga en una entrevista que tuvo con el portal Interbolivia.com, donde detalló que ante la desesperación de los ministros Arturo Murillo y Fernando López por la escasez de esos elementos antimotines, tuvo que hacer la llamada al exministro de Gonzalo Sánchez de Lozada para que se haga el traslado desde Ecuador.

LinkedIn