Wilma

 

ABI / Bolivia Digital

La Fiscalía General del Estado (FGE) comunicó a la Cancillería sobre la investigación contra la exministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, por el material explosivo hallado en dependencias de esa cartera de Estado, para que se ponga en conocimiento de las embajadas donde la sindicada podría solicitar asilo.

«Hemos emitido una comunicación oficial a la Cancillería para hacer conocer que en la investigación que se instauró por fabricación de explosivos, se amplió el proceso a la exministra Alanoca», indicó el titular de la FGE, Juan Lanchipa.

Para evitar la exautoridad salga del país, se envió una nota a la Cancillería que detalla la orden de aprehensión contra Alanoca.

En ese marco, Lanchipa sostuvo que la Cancillería debe poner en conocimiento de las embajadas acreditadas en Bolivia el mandamiento de aprehensión.

El 9 de noviembre, la Policía halló bombas molotov, combustibles, uniformes policiales y otros materiales, en un garaje en la calle Obispo Cárdenas, de la ciudad de La Paz, de propiedad del Ministerio de Culturas.

Por este caso, cuatro personas fueron recluidas en los centros penitenciarios de La Paz con detención preventiva.

Los detenidos sindicaron a la exministra de Culturas quien les habría ordenado fabricar las bombas molotov presuntamente para generar hechos de violencia en las movilizaciones de El Alto y La Paz.