SEG9-F2-MARCHA_APG

 

Redacción Central / Edición impresa

El fiscal departamental de La Paz, William Alave, indicó que en la actualidad se investigan cuatro causas en Senkata, luego del operativo policial-militar que posibilitó la salida de al menos 40 cisternas con combustibles.

Se investiga la muerte de nueve personas, ocho por impacto de proyectiles y una por desangramiento cerebral.

También se realizan las pesquisas sobre el acto vandálico que ocasionó la caída de un muro perimetral de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), hecho por el que se encarceló preventivamente a siete personas tras ser imputadas por delitos de terrorismo y sedición.

El tercer caso es la marcha de protesta que se produjo el jueves por la tarde en la ciudad de La Paz por parte de vecinos de Senkata, situación por la que se detuvo e imputó a siete personas por el delito de sedición, según los informes policiales.

“Los fiscales de El Alto están a cargo de investigar el robo de una cámara a un periodista y la apertura de zanjas. En las próximas horas entraremos a YPFB con la Defensora del Pueblo, comunarios y fiscales para verificar la existencia de dos cadáveres que los vecinos refieren”, manifestó.

Alave aseveró que a diario se realizan las labores correspondientes para aclarar los sucesos y sancionar a los responsables.

El martes por la mañana hubo un enfrentamiento en Senkata entre comunarios y uniformados debido a que en ese sector hubo oposición a la salida de 40 cisternas.

Al momento hay algunos bloqueos en ese sector, mientras el Gobierno reiteró que agotará las peticiones de diálogo.