Durante la audiencia, el sentenciado confesó haber rociado con gasolina el cuerpo inerte de la joven para luego quemarlo y darse a la fuga. (Foto: APG)

ABI

El Ministerio Público demostró con 66 pruebas que Adán Boris Mina Alanes, exteniente de la Policía, cometió el delito de feminicidio en contra de su pareja Betsabé Mara Alacia de 24 años, informó este domingo la fiscal Eliana Colque.

«El Ministerio Público presentó 66 elementos de prueba en contra del sujeto, como el protocolo de autopsia médico legal, informes periciales de criminalística del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) e informes periciales de la Universidad Policial», detalló.

Asimismo, confirmó que se ha logrado demostrar que los restos óseos encontrados en la zona de la Maica Chica Sud corresponden a la víctima.

Ella «falleció por un traumatismo cráneo encefálico, producido por un arma de fuego», precisó la fiscal.

En juicio abreviado, el feminicida fue sentenciado a 30 años de cárcel, que debe cumplir en el penal de máxima seguridad de El Abra.

«Habiéndose ejecutoriado la sentencia, se confiscó también el vehículo y el arma del policía», añadió.

El pasado 11 de agosto, el exteniente de Policía se contactó por teléfono con Betsabé, quien fue vista con vida por última vez a las 16:00 horas, aproximadamente, cuando salió de su domicilio ubicado en Quillacollo para encontrarse con su pareja.

Durante la audiencia, el sentenciado confesó haber rociado con gasolina el cuerpo inerte de la joven para luego quemarlo y darse a la fuga.

El hermano mayor y la cuñada del sentenciado encubrieron el crimen y colaboraron para que el feminicida intente huir a Brasil, pero fue capturado en horas de la madrugada del pasado sábado en un alojamiento de Montero.

Por ello, el hermano del criminal, identificado como Robert Mina Alanes y su concubina Cinthia Parra Flores, también fueron sentenciados a dos años de prisión por el delito de encubrimiento.