Miembros de la Resistencia Juvenil Cochala en puertas de la Fiscalía General del Estado.

Bolivia Digital

La Fiscalía General del Estado aseguró que un grupo irregular, “afín a organizaciones políticas”, causó daños y agresiones no solo a la infraestructura del Ministerio Público, sino también a sus funcionarios y personas particulares que se encontraban en el lugar.

Mediante un comunicado informaron que ante las agresiones y actitudes violentas,  las fuerzas policiales reaccionaron para reestablecer el orden en el lugar; aunque luego, en horas de la tarde, los miembros identificados de la Resistencia Juvenil Cochala que protestaban en la Fiscalía, realizaron bloqueos esporádicos en las calles cercanas al centro de la ciudad de Sucre.

«El momento histórico por el que atravesamos, demanda que la institucionalidad democrática del país se mantenga fortalecida en el ámbito de la legalidad (…) hacemos conocer que la labor del Ministerio Público se desarrolla y se desarrollará con la absoluta normalidad que demanda la Constitución Política del Estado en el marco de la labor de defensa de la legalidad y los intereses generales de la sociedad», dice parte del comunicado.

La mañana de este martes al menos 50 personas, entre jóvenes de la Resistencia Juvenil Cochala y de plataformas ciudadanas de Sucre, protestaron en puertas de la Fiscalía General y se declararon en vigilia permanente hasta lograr la renuncia del Fiscal General, Juan Lanchipa.

El dirigente de la Resistencia Juvenil Cochala, Yarir Molina, señaló que se quedarán en Sucre hasta lograr la renuncia de Lanchipa.

Lea el comunicado del Ministerio Público.