Los exministros del Gobierno de facto de Jeanine Añez. (Foto: Brújula Digital)

Ahora EL PUEBL0 digital/

El fiscal General del Estado, Juan Lanchipa Ponce, informó este jueves que la Comisión de Fiscales que investiga el caso denominado Gases Lacrimógenos presentó la acusación formal en contra de nueve personas involucradas en el proceso de contratación directa de adquisición excepcional de gases antidisturbios o antimotines para la Policía Boliviana en la gestión 2019.

El hecho que causó un daño económico al Estado de 16 millones de bolivianos.

El Fiscal General Juan Lanchipa Ponce

Dos de los acusados son exfuncionarios del Ministerio de Gobierno, seis del Ministerio de Defensa y uno de la empresa Bravo Tactical Solutions LLC.

“En este caso, el Ministerio Público emitió la acusación formal, debidamente sustentado, basado en 37 pruebas testificales y 179 pruebas documentales secuestradas en la investigación que corresponde al proceso de contratación en los Ministerios de Gobierno y Defensa. También se tiene una pericia de auditoría forense realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), que demuestra claramente el daño económico causado al Estado, entre otros elementos probatorios”, dijo Lanchipa en conferencia de prensa, cita la nota de prensa del Ministerio Público.

La autoridad, explicó que la acusación formal fue presentada en contra del exministro de Gobierno—del régimen de facto— Arturo Murillo, quien fue declarado rebelde; el exministro de Defensa, Luis Fernando López, (rebelde); el exdirector de Asuntos Administrativos del Ministerio de Gobierno, Sergio Alberto Zamora (rebelde); el exdirector de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Defensa, Raúl López; el exjefe de la Unidad de Análisis Jurídico del Ministerio de Defensa, Alan Menacho; el exdirector de Logística, Pedro Rea; la exdirectora General de Asuntos Administrativos, Ruth Palomeque; y el exresponsable de Artículos Clase V del Ministerio de Defensa, Dennis Vera. Asimismo, se presentó la acusación formal en contra del representante legal de la empresa Bravo Tactical Solutions LLC. Bryan Samuel Berkman, quien fue declarado rebelde.

“Los delitos atribuidos a los acusados son Uso Indebido de Influencias, Negociaciones Incompatibles con el Ejercicio de la Función Pública e Incumplimiento de Deberes, Contratos Lesivos al Estado, Conducta Antieconómica, Enriquecimiento Ilícito de Particulares con Afectación al Estado, entre otros. Por todos estos delitos la Fiscalía está solicitando una sentencia condenatoria y la pena máxima para los acusados, que es de 10 años de prisión, además se debe considerar las agravantes”, sostuvo el Fiscal General.

Manifestó que, con la presentación de la acusación formal la Fiscalía está a la espera del señalamiento del inicio de juicio por parte de la autoridad jurisdiccional sin que la declaratoria de rebeldía de algunos de los acusados impida su normal desarrollo.

Lanchipa hizo conocer que a efectos de la reparación integral del daño el Ministerio Público en su oportunidad ya requirió todas las medidas cautelares de carácter real sobre los bienes de los ahora acusados.

EXTRADICIÓN MURILLO

Respecto a la situación de Arturo Murillo, señaló que se activó la solicitud de extradición y el Ministerio Público cumplió con los actos que responde la norma internacional y a través de Cancillería se envió la Embajada Americana la solicitud de extradición, que tiene la documentación y que se aguarda sea remitida a los Estados Unidos y el departamento de justicia pueda definir la extradición del exministro de facto.

CASO LÓPEZ

En el caso de Fernando López, indicó que el Ministerio Público solicitó a la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) la activación de la notificación roja para dar con su paradero.

linkedin