Frontis de una de las sucursales de ASFI. (Foto: ABI)

Bolivia

El Ministerio Público imputó al exdirector ejecutivo de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) Guillermo Romano por el delito de incumplimiento de deberes, por lo que pedirá la detención domiciliaria.

El fiscal Ramiro Prieto recordó que durante el gobierno de Jeanine Añez se emitió la Ley 1294, que establecía el diferimiento de pagos durante la duración de la pandemia, y por seis meses más luego de levantada la medida.

“El señor Guillermo Romano emitió un comunicado y nota interna donde señaló que se debía cumplir con los plazos estipulados en las entidades financieras y la gente que tenía deudas debía cancelar sus créditos, y esto generó zozobra en la gente con deudas”, manifestó.

La justicia instruyó revertir el instructivo de la ASFI y adecuarse a lo señalado por la norma para el pago de créditos, seis meses después de finalizada la cuarentena.