WhatsApp Image 2019-11-20 at 13

 

Bolivia Digital

El Ministerio Público inició de oficio una investigación e imputó a siete personas por el delito de terrorismo, y otros cinco delitos, puesto que estarían implicados en los hechos vandálicos que derivaron en la destrucción de un muro perimetral en la Planta de Senkata.

Ayer, grupos de ciudadanos pretendían impedir que 38 cisternas y camiones con garrafas pasen hacia las ciudades de El Alto y La Paz para reabastecer los surtidores y vendan gas a la población.

Ante esa situación, un operativo conjunto entre policías y militares logró abrir paso entre los bloqueos y escoltar a los motorizados hasta sus destinos, sin embargo, algunos pobladores reaccionaron violentamente para impedir el paso de las cisternas y producto de sus acciones derrumbaron dicho muro.

La Fiscalía de la ciudad de El Alto emitió la resolución de imputación en contra de los siete sindicados por los delitos de terrorismo, destrucción y deterioro de bienes del Estado y riqueza nacional, instigación pública a delinquir, sedición y atentados contra la seguridad de los servicios públicos.

Los ahora imputados fueron identificados como Elián B.R., Rubén F.L.R., Edgar L. G.C., Iván T.A.CH., Florentino V.F., Teófilo Y.M. L. y Juan J.B.C., quienes, de acuerdo a las investigaciones preliminares, el día de los hechos habrían ocasionado destrozos e incitaron a la quema y saqueo de las instalaciones públicas de la Planta.

El fiscal departamental de La Paz, William Alave, señaló que se trabaja en coordinación con la Policía Boliviana y el Ministerio de Gobierno para evitar hechos ilícitos que se cometan durante las manifestaciones de protesta y bloqueos en ese departamento.