Foto: Richard Garnica.

Bolivia Digital

La Fiscalía Departamental de Chuquisaca investiga de oficio al menos ocho dirigentes sindicales por los delitos de instigación pública a delinquir, organización criminal, atentados contra la seguridad de los servicios públicos, sedición y delitos contra la salud pública, durante los bloqueos que se registraron en Chuquisaca, en plena pandemia por el COVID-19.

El fiscal departamental, Mauricio Nava Morales, afirmó que una comisión de fiscales se sumó a la denuncia presentada el 8 de agosto por el abogado Luis Ayllón contra los dirigentes de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (Futpoch), Francisco Rentería y Román Barrón, así como a la ampliación de su denuncia contra el dirigente de la COB, Juan Carlos Huarachi, y el dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Jacinto Herrera.

Los dirigentes acusados son: Francisco Rentería, Román Barrón, Juan Carlos Huarachi, Jacinto Herrera, Segundino Gonzáles, Antonio Villca, Víctor Hugo Segovia y Mario Medrano.

Nava Morales dijo que el Ministerio Público tras una inspección a los puntos de bloqueo en Zudáñez, Tarabuco, San Lucas y Padilla se solicitó a los fiscales provinciales, a los centros de salud, al Gobernador, a la Alcaldesa de Sucre y al director del Sedes, remitir sus informes a la comisión de fiscales, quienes se encuentran a la espera de los requerimientos.