quintana

 

ABI / Bolivia Digital

La Fiscalía Departamental de La Paz ordenó hoy la aprehensión del exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, por la presunta comisión de los delitos de sedición, instigación publica a delinquir, terrorismo y financiamiento al terrorismo, en el marco de la denuncia penal presentada por el Gobierno contra la exautoridad por generar convulsión en el país.

La orden de aprehensión firmada por los fiscales Sarina Guardia y Marcos Villa «dispone y ordena a la autoridad no impedida por ley, aprehenda en días y horas hábiles y/o extraordinarias para que conduzca, respetando sus derechos constitucionales, al ciudadano: Juan Ramón Quintana Taborga».

La aprehensión fue emitida tras la querella presentada el pasado viernes por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, contra Quintana por advertir a principios de noviembre, en una entrevista con la agencia rusa Sputnik, que «Bolivia se va a convertir en un gran campo de batalla, un Vietnam moderno».

De acuerdo con la denuncia penal presentada, las declaraciones de Quintana se constituyen en una instigación pública a delinquir y a un levantamiento armado.

«(Las declaraciones) demuestran que el plan siempre fue y es el de derramar sangre y muerte entre hermanos bolivianos. Es así, que a partir de este momento los hechos de violencia por parte de las personas afines al MAS (Movimiento Al Socialismo) se intensificaron», refiere la querella.

La instigación pública a delinquir generó una ola de violencia en el país con uso de armamento letal que derivó en muertes y temor en la población.