El gobernador Fernando Camacho, junto al ex secretario de Salud, Fernando Pacheco. (Foto: RRSS)

• Angela Marquez/

La diputada Estefanía Morales pidió a la Fiscalía que los directores de los hospitales municipales declaren en calidad de testigos para esclarecer el hecho de corrupción en la Secretaría de Salud de la Gobernación de Santa Cruz.

“Solicitamos que el Ministerio Público amplíe de oficio y cite en calidad de testigo a los siete directores de los diferentes centros hospitalarios, porque lo que se quiere es esclarecer el hecho de corrupción”, dijo la asambleísta en entrevista en Bolivia TV.

Argumentó que los galenos podrían ayudar en la investigación del audio en el que se presume que Fernando Pacheco, ex secretario de Salud de la Gobernación, pide a su interlocutor la entrega de dinero de las compras menores de insumos de salud y habla de direccionar adjudicaciones de hasta medio millón de bolivianos.

Ahora es investigado por la presunta comisión de los delitos de cohecho, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo y otros.

Tras esa revelación de la presunta corrupción, el gobernador de Santa Cruz, Fernando Camacho, luego de cinco días deslindó totalmente cualquier responsabilidad y anunció una auditoría.

La asambleísta sugirió a Pacheco que declare ante las autoridades y no agrave su situación escondiéndose.

El jueves pasado el investigado debía declarar, pero no se presentó a la Fiscalía que ordenó su aprehensión y la de su esposa Brigith Suárez.

La comisión de fiscales allanó domicilios y clínicas relacionadas con el principal investigado; su madre, Yolanda Rojas, fue llevada al Ministerio Público.

Rojas a su salida reprochó que dejaron solo a su hijo, cuando fue consultada si el gobernador se habría comunicado con ella, lo negó y con molestia preguntó dónde estaban aquellas personas que eran cercanas a su hijo.