pumas

 

Bolivia Digital

Durante la inspección técnico ocular que realizó hoy el equipo de peritos al garaje de buses Pumakatari en Chasquipampa, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, informó que se presume que el ataque por grupos vandálicos fue planificado.

“Tenemos una diferencia de aproximadamente cinco minutos entre la quema de estos buses de esta zona (Chasquipampa) con la que ocurrió en el garaje de Achumani. Esto nos permite deducir que fue una acción delincuencial planificada”, indicó a los periodistas.

La autoridad dijo que en todos los garajes se quemaron 63 buses, además de camionetas, motocicletas y otros bienes que pertenecen al Gobierno Municipal de La Paz.

Agregó que el objetivo de la inspección es recolectar elementos probatorios y pistas que posibiliten esclarecer ese hecho de vandalismo.

“La alcaldía está haciendo un inventario de las cosas que fueron quemadas y robadas. Tenemos entendido que había un contenedor en este lote de Chasquipampa con repuestos para los Pumakataris que fue saqueado por estos grupos”, agregó.

Lanchipa aseveró que la Comuna paceña también proporcionará las grabaciones de las cámaras de seguridad que había en los garajes para que los peritos revisen esas imágenes y puedan identificar a los autores de esos hechos.

El 10 de noviembre, decenas de personas ingresaron a los estacionamientos de Villa Salomé, Achumani y Chasquipampa para quemar los motorizados.

Jesús Vera, dirigente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz fue enviado a la cárcel el viernes por ser presunto autor intelectual de estos atentados.