Bolivia Digital/

El Gobierno entregó en Trinidad equipamiento médico para terapia intensiva, ítems y medicamentos para fortalecer el sistema de salud del departamento de Beni, uno de los más golpeados por la pandemia del coronavirus, que ya cobró la vida de decenas de personas y que diariamente reporta más de un centenar de contagios.

Los nuevos equipos forman parte de un plan para mejorar el sistema de salud, así como se hace en todo el país, pero principalmente en Beni, que durante décadas fue olvidado por los gobiernos de turno y que durante la pandemia sacó a relucir las carencias que nunca antes fueron atendidas.

Los esfuerzos están siendo duplicados en un momento en que los equipos de bioseguridad y de atención especializada de terapia intensiva forman parte de los requerimientos más “preciados” por todos los países y que colocan a Bolivia en una especie de “puja” para lograr obtenerlos de la manera más pronta posible.

Todos los esfuerzos, tanto públicos como privados, hacen que los benianos saquen sus fuerzas para afrontar la terrible enfermedad que dejó al mundo entero una enseñanza muy importante, que la salud es lo primero y que todo lo que se haga para fortalecer los centros hospitalarios es muy poco cuando se tiene que enfrentar un contagio sin precedentes.

Por todo ello, la solidaridad ha sido una de las características para con los benianos, a quienes desde distintas regiones del país se les mandó ayuda y con el fortalecimiento de sus hospitales con insumos y recursos humanos se logrará salir victorioso de esta enfermedad.