Milton Melgar, dirigente de la agremiación de los jugadores. (Foto: Los Tiempos)

La Paz / Bolivia Deportes

Los jugadores del fútbol boliviano aceptarán la rebaja de sus salarios, pero no en el porcentaje que plantean los clubes de la División Profesional.

La principal condición es que se pongan al día en los sueldos hasta febrero, porque varios clubes deben de diciembre 2019 y enero 2020. Lo de San José es un caso especial que tendrá un tratamiento diferente, porque una mayoría de los jugadores no cobra hace nueve meses.

“La postura de los futbolistas es clara. Primero, quieren cobrar febrero y después negociar una reducción de marzo. Lo de abril y mayo se analizará en su momento. Están abiertos a negociar una rebaja, pero no en la proporción en la que quieren los dirigentes, pero eso es hablando”, informó el secretario ejecutivo de Fabol, Milton Melgar.

Los clubes acordaron pagar el 50% de marzo y 25% de abril y mayo. El argumento es que no perciben ingresos por ningún concepto porque la pandemia del coronavirus paralizó las actividades en todo el mundo.

Contó que la mayoría no tiene dinero ni para comer y están a expensas de préstamos.

Respecto a las críticas de algunos dirigentes, Melgar dijo que no les presta atención. “No entiendo por qué es tanta la bajeza de cierta dirigencia que llega a los insultos, da mucha pena que sea gente que rodea al presidente de la Federación, César Salinas”, subrayó.

Desde su punto de vista, lo que pretenden es sacar a Fabol de las negociaciones para que los jugadores queden desprotegidos. “Eso no va a suceder y las artimañas que utilizan nos fortalece como institución. El futbolista no es tonto, se da cuenta de todo y más que antes confía en su agremiación, que los defiende”, puntualizó.