Infografía: Yuri Rojas

• Redacción Central /

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), a través de su organismo para América Latina (Gafilat), evaluará a Bolivia en noviembre de este año para verificar el cumplimiento de las recomendaciones establecidas por el organismo en materia de sistemas de prevención de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, en recientes entrevistas con medios de comunicación nacional, confirmó la evaluación a la que será sometido el país en las próximas semanas.

Advirtió que si Bolivia no logra aprobar la evaluación del GAFI, volverá a “las listas negras”, situación que podría generar perjuicios a las operaciones financieras, operaciones de comercio exterior, giros bancarios, y será la economía del país la que pague “los platos rotos de no tener esta certificación”.

La UIF no tiene ninguna atribución extra, ni de emitir sanción o generar sentencia, aclaró el ministro Montenegro.

“Ahora viene el Gafilat, que es el GAFI Latinoamericano que nos va a venir a evaluar si tenemos una normativa coherente, adecuada y lo que se está proponiendo simplemente es tener esta disposición en términos de lo que nos están exigiendo los parámetros internacionales”, dijo Montenegro al referirse al proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva o no Convencionales que se encuentra en proceso de socialización con los sectores sociales.

Recordó que esta propuesta compila de manera ordenada y coherente las normas que están vigentes, según la exigencia de la GAFI.

Dijo que afectará sólo a aquellos que intenten ocultar y legitimar dineros de origen delictivo y no alcanzará a gremiales, vivanderos, transportistas, microempresarios, periodistas y otros.

linkedin