Los médicos saben que quienes los representan tomaron el Colegio Médico para usarlo políticamente. Foto: https://guajojo.com/

Redacción central / Bolivia

Médicos de varios departamentos del país rechazan los paros y movilizaciones que dejan indefensos a los bolivianos que necesitan atención hospitalaria.

El director del hospital Santa Bárbara de Sucre, Chuquisaca, Juan Carlos Yañez, dijo que no acatarán estas medidas, ya que considera que abandonar la atención en pandemia es abominable y merece ser una acción condenada y aborrecida.

“Consideramos que en este momento en que estamos en una emergencia sanitaria es realmente ominoso que se declare un paro o huelga, cuando en realidad estamos en una guerra, en una emergencia sanitaria y no podemos darnos el lujo de suspender servicios y atender otros”, dijo el galeno.

El médico aseveró que los galenos tienen un compromiso mayoritario e importante y les sugirió a los dirigentes que olvidan sus deberes salvando vidas ponerse la mano al pecho para entender que en este momento Bolivia necesita a sus doctores.

Fustigó al Colegio Médico que a través de los años, desde su nacimiento, desvirtuó de manera sistemática su lógica inicial que es servir a la sociedad.

Dijo que al ser un órgano académico que aglomera sociedades científicas está obligado a hacer ciencia, no política.

“Debe hacer investigación científica, sin embargo esta instancia colegiada es usada por grupos de poder con una fuerte connotación política”, señaló en una entrevista en Patria Nueva desde Sucre. 

El encargado de la Red de Salud de Cercado, en Tarija, Wilson Muriel, aseveró que los establecimientos de Tarija trabajaron de forma normal, con 29 entidades que cuentan con 200 médicos.

Señaló que no se puede descuidar la salud de la población y sugirió optar por el dialogo y hacer las representaciones necesarias para exigir lo que demanda su sector.

El director del hospital Roberto Galindo en Pando, Nahum Vásquez, informó que ayer trabajó como todos los días junto a sus colegas, atendiendo con normalidad a la población, así como en los establecimientos de primer nivel, y destacó la obligación y compromiso de su sector con la gente para trabajar con convicción para velar por la salud de los bolivianos.

Pidió a las autoridades gubernamentales que den una respuesta a las demandas de su sector y que con sus colegas se sienten en una mesa de diálogo para conversar y asumir medidas que beneficien al personal de salud y también a la población.

Lastimosamente quienes más sufren por el paro de los médicos son los enfermos, así lo expresó María Itamochube, quien contó a radio Patria Nueva que llegó al Hospital Público San Juan de Dios para que atiendan a su esposo, pero no encontró servicio, a pesar de que se encontraba en estado crítico.

La mujer llegó al considerado ‘Hospital de los Pobres’ desesperada por la salud de su pareja, quien trabaja como obrero y que es el sustento del hogar. Los galenos le dijeron que no lo atenderían y que debía llevarlo a una clínica privada para su atención.

Lamentó no tener dinero para brindarle el tratamiento médico privado a su esposo.

Hace algunos días, la defensora del pueblo, Nadia Cruz, reprochó que los médicos de Santa Cruz llevaran a cabo un paro de actividades y considera que la medida atenta contra la salud de la población, más aún en un periodo de pandemia por el Covid-19.

Se debe considerar que el derecho a la salud implica para el ser humano un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades, ello implica que restringir la atención de especialidades y habilitar sólo los servicios de emergencia es una vulneración al acceso al derecho a la salud, en especial para sectores vulnerables como adultos mayores, personas con discapacidad, niños y embarazadas, indicó la Defensora.