Médicos y personal de Salud de la CNS despide a la nonagenaria con globos. Foto: CNS

 

Gabriela Ramos /Bolivia Digital

Doña Irma (nombre convencional) tiene 94 años y no salía para nada de su casa, en la zona Santiago II de El Alto. Sin embargo, un descuido de su familia permitió que el coronavirus (COVID-19) ingrese a su vivienda y la infecte. La nonagenaria estuvo al borde de la muerte, pero los médicos de la Caja Nacional de Salud (CNS) lograron salvarle la vida y que supere la enfermedad.

La mujer fue dada de alta hoy a las 19.30 de la noche, y fue trasladada al hospital geriátrico de la CNS, ya que el virus mortal acentuó la demencia senil que la afectaba, por lo que recibirá rehabilitación en este nosocomio, hasta fortalecer su estado general y poder retornar al seno de su familia.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) las personas de la tercera edad están en los grupos de riesgo, pues corren mayor peligro de desarrollar la versión más grave de la dolencia y en el peor de los casos fallecen.

En Italia y otros países de Europa se registraron situaciones dramáticas en geriátricos y asilos, donde hasta la mitad de los albergados se infectaban con el virus.

Sin embargo, el hecho de que la paciente era de edad avanzada motivó aún más a los médicos de la CNS para salvarla. El médico intensivista Patricio Gutiérrez, uno de los galenos que la atendió, cuenta que la mujer era una paciente cardiaca, por lo que el COVID-19 agravó su condición hasta el punto de provocarle un shock cardiogénico.

La mujer fue internada en terapia intensiva del Hospital Obrero, donde lograron estabilizarla, gracias a las terapias que desarrollan en ese centro asistencial, y que hasta el momento lograron salvar a más de una decena de personas en estado grave.

La anciana fue transferida al Hospital Luis Uria de la Oliva y el 6 de mayo la llevaron al Hospital Obrero ‘Apostol Santiago’, donde finalmente completó su recuperación, fue transferida de terapia intermedia a sala común y dio negativo en dos exámenes consecutivos para coronavirus.

Otros seis pacientes esperan el resultado de sus pruebas para ser dados de alta del flamante centro asistencial alteño, destacó Gutiérrez.