Redacción central – Edición impresa

Con el reto de buscar alternativas para solucionar el hacinamiento en las cárceles bolivianas, fue posesionado anoche el coronel José García como nuevo director general de Régimen Penitenciario.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, posesionó a la nueva autoridad que refirió la necesidad de instalar cámaras de videovigilancia en las cárceles y manillas electrónicas, que forman parte del proyecto del Sistema  Integrado de Seguridad Ciudadana Bol-110.

La principal causa del hacinamiento tiene que ver con el hecho de que el 70% son detenidos preventivos y el 30% tiene sentencia ejecutoriada.

García reemplaza a Samuel Villegas y hasta el viernes pasado ocupaba el cargo de director nacional de Seguridad Penitenciaria, por lo que conoce la temática carcelaria.