Un deslizamiento de tierra enterró a dos vehículos el jueves. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central/

El grado de la pendiente de la pared en la Av. Libertadores, la composición del material del suelo, así como la cantidad de agua que fluye en la zona, son las tres principales razones para el deslizamiento que ocurrió el jueves.

El ingeniero geólogo, Héctor Bustillos, afirmó que existen una variedad de factores por los cuales cedió parte de un talud en este tramo, a pocos metros de la gruta de Lourdes y de la Av. del Poeta.

El evento enterró a dos autos y a seis personas, que lograron salir poco tiempo después, sin heridas de gravedad.

La primera causa de este deslizamiento es el ángulo de la pared, que es casi vertical, lo que la hace proclive a este tipo de fenómenos; es por eso que se han colocado mallas en toda la zona, lo que de alguna manera contribuyó a direccionar la tierra desprendida. El segundo factor es la constitución del suelo.

“Este es un material muy heterogéneo, denominado como grava Miraflores. Está constituido por arcilla, que es muy fina, por uno intermedia, que es la arena y por pedrones muy grandes. Si bien esta conformación tiene una cualidad constructiva muy buena, en los taludes donde están expuestas, son muy susceptibles a caer” detalló el geólogo.

El tercer elemento es la presencia de agua, que no implica necesariamente aguas residuales, sino líquidos del ambiente, como la lluvia, que se filtra con facilidad por el terreno heterogéneo, lo satura y ya que el material está expuesto en una ladera, la humedad sale y debilita el suelo.

Según el mapa de riesgos del municipio de La Paz existen 36 zonas de riesgo. Y si bien es una de las pocas urbes que tienen una carta de estas características, la actualización es vital para que esta herramienta pueda dar información útil.

“La Paz es muy grande y no estoy seguro en qué medida el gobierno municipal tiene la capacidad de conformar una unidad de riesgos verdaderamente efectiva”, comentó el experto y docente universitario.

Un deslizamiento de tierra enterró a dos vehículos el jueves.

Según Bustillos, esta unidad debe estar conformada no solo por geógrafos, sino por ingenieros civiles y profesionales sociales para lidiar con la población. Incluso si estuviera conformada idealmente, en casos de suelo se trabaja con probabilidades, así que la responsabilidad está en el control oportuno de las amenazas, incluso de las de menor grado.

Es por eso que el experto exhortó a la población a conocer cómo determinar las señales que pueden pronosticar un deslizamiento. Una de las maneras más sencillas es identificar grietas que puedan aparecer en el terreno y ver si estas crecen a lo largo del tiempo.

“Si una grieta se abre entre 5 centímetros a 10, en el lapso de una o dos semanas, los vecinos deben contactar inmediatamente a la Alcaldía, para que los especialistas puedan hacer un diagnóstico de la situación”, explicó.

Hasta el momento, la avenida Libertadores continúa cerrada y se abrirá parcialmente a partir de hoy.