La Representante de Gestión Social, Carolina Ribera, entregó la donación en el penal de San Pedro, La Paz. (Foto: APG)

Érika Ibargüen A. / Bolivia Digital

La directora de la Unidad de Apoyo de Gestión Social de la Presidencia, Carolina Ribera, destacó la ayuda que recibe esta instancia de parte de organismos de cooperación internacional y de la empresa privada nacional, que permite entregar asistencia a las familias más necesitadas y afectadas por la cuarentena por el coronavirus.

Ribera destacó, en una entrevista con la Red Uno, que los cambios registrados en Gestión Social fueron bien recibidos y valorados por parte de la cooperación internacional y también por hogares de acogida que antes no habían recibido ayuda gubernamental.

“Consideramos importante no solamente trabajar con acciones de asistencia a las personas vulnerables o de riesgo social, sino también trabajar en desarrollo de proyectos, planes, programas. Hemos visto esa importancia, por eso hemos tomado contacto con instituciones de la cooperación internacional”, afirmó.

Informó que Gestión Social distribuyó insumos de bioseguridad a centros hospitalarios, a la Policía Boliviana y Fuerzas Armadas, además de ayuda humanitaria a familias necesitadas.

“Hemos identificado a las familias mediante georreferenciación para dar una distribución justa, equitativa, pero con mucho amor, porque hemos visto y conocido historias muy tristes que me han partido el corazón; pero ver esa alegría, esa sonrisa, ese alivio que sienten de recibir esa ayuda que les damos es un regalo de Dios, y estoy muy agradecida con Dios por esta bendición que me ha dado de poder ayudar al país, a todas las familias que lo necesitan”, añadió.

Apuntó que se entregó equipamiento a casas de acogida, que informaron que “nunca antes” habían recibido tal ayuda.

“Hemos hecho reuniones, conferencias con organismos internacionales los cuales me manifestaron que han visto una diferencia con el gobierno actual, que están predispuestos a ayudar”, sostuvo.

Ponderó la actitud de empresas privadas bolivianas que se solidarizaron también con las familias más necesitadas, y que apelan a Gestión Social por el manejo transparente de la ayuda.