Un adulto mayor hace efectivo el cobro de la Renta Dignidad. Archivo

Franz Acarapi

Con el fin de evitar que malintencionados hagan el cobro de la Renta Dignidad y de jubilación y no entreguen el dinero al beneficiario durante el período de cuarentena, la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo realizará auditorías para corroborar que el bono haya llegado al adulto mayor, caso contrario iniciará las acciones legales correspondientes contra el sujeto.

Sergio Flores, gerente general de la entidad estatal, mencionó que el pago de la Renta Dignidad y de jubilación a los adultos mayores está garantizado y que en cumplimiento con el Decreto Supremo 4200, que dicta estado de emergencia sanitaria en Bolivia por el coronavirus, y pensando en la salud de este grupo social vulnerable, los familiares pueden hacer el cobro del bono, cumpliendo una serie de requisitos de carácter legal y formal.

En ese marco, detalló que el beneficiario deberá autorizar a un familiar (cónyuge o conviviente, hija o hijo, nieta o nieto, sobrina o sobrino) el cobro de la renta en su representación mediante nota impresa o escrita a mano, firmada o autorizada con su huella dactilar, misma que se constituye en una declaración jurada.

“El familiar deberá presentar su cédula de identidad y la del beneficiario de la Renta Dignidad o de jubilación ante la entidad financiera en el que hará el cobro”, explicó Flores a radio Illimani.

Apuntó que en la página web y redes sociales de la Gestora Pública se tiene un modelo de carta para que los familiares o adultos mayores puedan copiar. “El objetivo de esta facilidad de pago es que los ancianitos se queden en casa durante la cuarentena dictada por el Gobierno”, ponderó.

Fiscalización

La autoridad subrayó que lamentablemente habrá gente malintencionada que tratará de hacer cobros irregulares o aprovecharse del adulto mayor, por lo que se tiene previsto que la entidad financiera tome una foto y registre los datos de la persona que hará el retiro, para que en caso de que el dinero no llegue al directo beneficiario, la justicia actúe en el marco de las normas legales respectivas.

“Nosotros haremos una auditoría a todos los procesos de pago, tanto de la Renta Dignidad como el de jubilación. Cuando el apoderado o familiar del abuelito intente cobrar el dinero, el agente del banco le tomará una foto y registrará su cédula de identidad y al tener la declaración jurada del beneficiario no tendremos ningún problema posterior para caerle con todo el peso de la ley si es que no entrega el dinero”, aclaró Flores.

Por otro lado, informó que la Gestora Pública habilitó la línea gratuita 800 10 1610 para atender los casos que requieran una atención especial, adultos mayores que vivan solos y que no tengan un familiar que les brinde un apoyo en este proceso de cuarentena.

Asimismo, recordó que se puede acumular el cobro de la Renta Dignidad por doce meses continuos sin perder este beneficio que entrega el Estado.

El jueves, el ministro de Economía, José Luis Parada, afirmó que el pago de la Renta Dignidad y de Jubilación a la población adulta mayor está garantizado y que, en el marco de preservar la salud e integridad de esa población, los familiares podrán hacer el cobro del bono en toda la red de entidades bancarias del país.