Roberto Medina / Bolivia Digital

El secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, informó que 25 privados de libertad de la cárcel de Palmasola están infectados con coronavirus; 22 están en aislamiento dentro del penal.

La autoridad precisó que se atendió a 172 pacientes y que se tomaron 45 muestras a los sospechosos de haber contraído el virus; asimismo, de los cuatro reos que murieron al interior del panóptico, ya son dos los que dieron positivo al COVID-19.

“Tenemos 16 privados de libertad hospitalizados en tres centros de atención sanitaria de Santa Cruz y, al tener un brote epidemiológico dentro del penal, se activaron algunas medidas”, detalló en conferencia de prensa.

De manera inmediata se habilitaron dos centros médicos al interior de Palmasola, uno en el PC-4 para sospechosos y un centro COVID-19 en el PC-4 para los que dieron positivo.

Asimismo, se equipó y acondicionó más de 100 camas para los casos positivos, en tanto que con autoridades de Régimen Penitenciario se establecieron turnos de médicos para las 24 horas, a fin de brindar la atención correspondiente dentro del recinto penitenciario.

“Hay otras medidas que son de contención para evitar la interrelación en los diferentes pabellones”, detalló.

Por otra parte, el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) pidió a las autoridades judiciales que están a cargo de los indultos, amnistías y otros procedimientos judiciales, que los aceleren para sacar del penal a la brevedad a los internos que están en grupos de riesgo, como mujeres embarazadas y personas con enfermedades de base.

“Esperamos que desde el domingo o el lunes se puedan realizar las audiencias y así descongestionar la cárcel para proteger a los más frágiles”, remarcó.