La gobernadora Esther Soria.

Veiska Soto / Bolivia Digital

La gobernadora del departamento de Cochabamba, Esther Soria, expresó hoy que no es oportuno encapsular el Chapare, puesto que estarían cumpliendo con todas las medidas de la cuarentena emitida por el Gobierno.

La autoridad señaló que la semana pasada sostuvo una reunión con la Mancomunidad de Municipios del Trópico de Cochabamba y ejecutivos de la región, quienes determinaron que la cuarentena en esa región se cumple casi al 100% y no se dieron más casos positivos de coronavirus, fuera del primero que ya se reportó en Chimoré.

Soria reprochó los hechos de violencia que ocurrieron la noche del jueves 16 de abril en Shinahota, donde pobladores de ese municipio agredieron y expulsaron a los policías luego de que el dirigente de la Federación Sindical de Trabajadores Campesinos, Omar Claros, diera un plazo de 24 horas a las fuerzas del orden para abandonar esa región.

Sin embargo y en similar postura de los dirigentes cocaleros del Chapare, la Gobernadora dijo que deben “haber niveles de coordinación entre autoridades del trópico, Policía y organizaciones sociales” previo ingreso de la Policía Nacional a esa región.

Recordó que el departamento salió de un conflicto social traumático en referencia a lo sucedido en noviembre de 2019, por lo que consideró que los pobladores del trópico continúan dolidos y resentidos con la policía e insistió en las “reuniones de coordinación para que el verde olivo ingrese sin ningún problema al sector”.