La excanciller durante una entrevista. (Foto: Archivo)

• Romina Montoya /

La canciller del gobierno de facto, Karen Longaric, reveló que fue parte del gabinete de ministros de Jeanine Añez por sugerencia del actual gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

“La propuesta vino de sectores de Santa Cruz. Me llamó un excanciller cruceño para transmitirme el deseo del señor (Luis Fernando) Camacho, de que forme parte del gabinete, aunque en una primera instancia rechacé porque estaba realizando un trabajo importante”, indicó en entrevista con el periódico El Deber.

“Hablamos muchas veces de las condiciones, y entre ellas fue la de nombrar al cuerpo diplomático con miras a institucionalizar y desideologizar la Cancillería. Fueron pocos los cónsules que nombró la presidenta”, añadió.

Otro de los nombres que propuso Luis Fernando Camacho a la exmandataria fue Jerjes Justiniano, posesionado el 13 de noviembre de 2019 como ministro de la Presidencia, aunque días después fue alejado de su cargo por dos denuncias públicas: una de Danilo Romano, por entonces viceministro de Comunicación, que lo acusó de presionarlo para contratar a consultoras internacionales, y otra de la fiscal Nancy Carrasco, que lo señaló de cometer injerencia en el caso judicial conocido como La Manada.

Antes de su despido, Justiniano negó haber presionado a los denunciantes y aseguró que se dedicó a trabajar por Bolivia.

“Creo que algo hicimos como para ahora recibir solo ingratitudes”, escribió en su Twitter.

Después del arresto de Arturo Murillo en Estados Unidos, Luis Fernando Camacho, al igual que otros políticos que en 2019 articularon el golpe de Estado y respaldaron las acciones del gobierno de Jeanine Añez y sus colaboradores, en la actualidad se muestra esquivo y pretende mantener distancia con esa administración en la que propuso colaboradores.