La canciller Karen Longaric en conferencia de prensa. (Foto: Ministerio de Comunicación).

La canciller Karen Longaric aclaró este jueves que la autorización de vuelos internacionales que realizó el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez, responde al principio de cooperación entre Estados, a raíz de la solicitud que realizaron varios países para repatriar a sus conciudadanos.

«Quiero informarles que en el caso de los vuelos que han salido con personal diplomático y nacionales de determinados países responde a un principio de cooperación que se deben los Estados entre sí», dijo la autoridad en conferencia de prensa desde el aeropuerto internacional de El Alto donde se recibió una importante donación desde China de insumos médicos.

Longaric remarcó que el traslado de los extranjeros no genera ningún riesgo de contagio del coronavirus (COVID-19) para la población boliviana.

Detalló que las embajadas de Alemania y de Francia solicitaron autorización para el ingreso de aeronaves procedentes de Europa, para recoger a personal diplomático y cooperantes para que puedan retornar a sus países de origen.

Aseguró que el Gobierno tiene la obligación, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, de aceptar estas solicitudes, porque están enmarcadas en las normativas internacionales.

Adelantó que el Gobierno seguirá dando curso a este tipo de solicitudes de las embajadas acreditadas, las cuales solo piden la repatriación de sus ciudadanos.