Autoridades y personal de salud recomiendan medidas de seguridad sanitaria en las cárceles. Fotografía: Régimen Penitenciario

Actualmente hay dos casos positivos, en La Paz y Cochabamba, ésa es la razón para aplicar esta medida que evitará la propagación de la enfermedad a otros penales.

Bolivia

El Ministerio de Gobierno confirmó que dos privados de libertad se contagiaron con Covid, uno en La Paz y otro en Cochabamba, por ello se determinó aplicar un plan basado en tres aspectos: acción y contingencia, contención e intervención, y evaluación; para que la enfermedad no se propague. El plan de acción y contingencia consiste en detectar a tiempo, mediante brigadas de salud, los posibles casos positivos, así como los sospechosos, y para ello se hará un rastrillaje en todos los penales. La contención e intervención establece que, en caso de que se confirmen nuevos contagios, se aplicarán medidas como el aislamiento y el tratamiento médico para evitar que la enfermedad se propague entre los demás internos. La evaluación permitirá establecer si los protocolos y las medidas aplicadas fueron los más efectivos, y si es necesario hacer modificaciones para que su efectividad sea mayor. Al margen de los dos casos positivos, hay seis sospechosos en Santa Cruz, por ello la necesidad de aplicar medidas de control urgentes para colaborar con los reclusos. “Este plan de prevención contra la reinfección en centros penitenciarios será la base para tomar acciones a la brevedad porque también está dirigido al personal médico, administrativo, policial y de apoyo que desarrolla funciones en los centros penitenciarios”, indicó el ministro Eduardo del Castillo.

Casos anteriores

Entre marzo y octubre hubo 574 casos positivos de Covid en los penales, 523 recuperados y 51 fallecidos, por lo que la tasa de letalidad fue del 9%. “Esto demuestra que no sólo hubo abandono de las anteriores autoridades, sino improvisación, falta de información de lo que pasaba en los centros y con los reclusos. Si no se toman acciones inmediatas, las cifras pueden ser más altas”, aseguró la autoridad gubernamental. Cuestionó también la actitud del Órgano Judicial, ya que con la demora en las sentencias aumenta el hacinamiento, situación que viola los derechos humanos, civiles, sociales, económicos y culturales, pero sobre todo puede causar un incremento de casos. “Creo que a partir de esta cumbre nacerán elementos para elaborar un indulto, una amnistía o ambas”, indicó.