Las personas que difundan información falsa o realicen cobros a nombre del Gobierno serán sancionados penalmente.

Gonzalo Pérez Bejar

Gente inescrupulosa difunde en las redes sociales una serie de instrucciones y direcciones falsas para cobrar el Bono Canasta Familiar, que el Gobierno hará efectivo en los próximos días. En las últimas horas se difundió mediante redes sociales un link en el que se hace el anuncio del beneficio. Sin embargo, cuando uno ingresa al enlace se percata de que es una burla y por tanto el anuncio es falso.

La ministra del Comunicación, Isabel Fernández, advirtió el domingo que los que pidan información, levanten listas o cobren dinero para que los pobladores de bajos ingresos económicos puedan acceder a la Canasta Familiar gratuita solo están destinados a engañar a la población.

En esa oportunidad, la autoridad de Gobierno expresó: «Hacemos conocer que personas inescrupulosas están levantando listas y cobrando dinero para recibir el beneficio de la Canasta Familiar, propuesto por el Gobierno nacional como una medida paliativa frente a la pandemia del coronavirus», cita un comunicado de esa cartera de Estado.

En ese sentido advirtió a la población boliviana a no dejarse sorprender por estas acciones ilícitas que afectan sobre todo a las personas que más necesitan de la solidaridad en la actual emergencia sanitaria.

Tal como se lee en el artículo 11 del Decreto Supremo 4200, se otorgará la «Canasta Familiar a los hogares bolivianos con menores ingresos y será distribuida en todo el territorio boliviano, de acuerdo a reglamentación que será emitida por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas».

En ese sentido, el Ministerio de Comunicación remarcó que el Gobierno hará conocer, oportunamente y por todos los medios, el sistema de distribución del bono, mismo que no exige pago alguno ni ninguna inscripción previa.

El ministro de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo, estimó que desde la próxima semana se comenzará con la distribución de la canasta en beneficio de más de 6 millones de familias del área urbana y rural.