El ministro Yerko Núñez.

Bolivia Digital

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informó que el Gobierno analiza aplicar nuevas medidas económicas de apoyo a los sectores más desprotegidos y afectados por la pandemia del coronavirus, ya que la premisa es cuidar la salud de los bolivianos.

“Desde el Gobierno se trabaja para crear políticas que refuercen la ayuda que ofrecemos a la población más necesitada y empobrecida del país (…). Si hay un crecimiento de casos ¬(lo que es muy probable) hay medidas que se tomarán y las previsiones respectivas para brindar la atención correspondiente a la población”, aseveró el ministro a la Red Uno.

De acuerdo con la autoridad, lo que le importa al Gobierno es la vida de los bolivianos, “si es necesario quebrar la alcancía para precautelar la vida, lo vamos a hacer”, subrayó.

Según Nuñez, los bonos (familia y de canasta) creados por el Ejecutivo para apoyar a las familias de escasos recursos y sectores vulnerables ante la emergencia sanitaria, llegan a alrededor de 6 millones de personas. Sin embargo, la idea es alcanzar a esa población empobrecida que no percibe un ingreso fijo, por lo que se trabaja en implementar otras acciones económicas de ayuda.

“Esta pandemia la tenemos que enfrentar entre todos, con mucha unidad y solidaridad. Tenemos que hacer esfuerzos entre todos y llegar a los sectores más vulnerables y empobrecidos del país, es por eso que se creó el Bono Familia y el Bono Canasta, es probable que haya otras medidas para llegar a esos sectores; es importante solidarizarnos con más empobrecidos”, subrayó.

Devolución de aportes de las AFP

El Ministro de la Presidencia mencionó que se analiza la posibilidad de devolver los aportes a las administradoras de fondos de pensiones (AFP) a las personas que no son o serán beneficiadas con los bonos creados por el Gobierno para mitigar los efectos económicos del coronavirus.

“El Ministerio de Economía realiza este análisis. No escatimaremos ningún esfuerzo para cuidar la salud del pueblo boliviano, lo importante es que la curva de infecciones baje. Por eso no descartamos ninguna medida”, insistió.