El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos. (Foto: Archivo)

Fabiola López Uriarte/ Ahora EL PUEBLO digital/

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó que el Gobierno nacional avanza en dos temas que en el pasado registraron intentos fallidos o fracasos, y que no se trabajaron desde 2016.

“En el caso de la Policía, en el pasado hubo intentos fallidos y fracasos de reforma estructural; ahora sí tenemos la Ley de Carrera de Generales y ascensos de la Policía Boliviana”, destacó.

También detalló que es importante actualizar una norma disciplinaria para la Policía para que los servicios policiales se realicen en el marco del respeto de los derechos humanos; con ética y con transparencia.

En cuanto a políticas y planes en materia de seguridad ciudadana, explicó que desde 2016 no se cuenta con un plan, pero hoy se estructura uno referido a desarrollo integral que marca la política.

“Como lineamiento está la priorización de recursos, y estas acciones sustantivas que vamos a encarar no solo el Gobierno nacional, sino también la Policía y las entidades territoriales autónomas servirá para mejorar la seguridad ciudadana, la lucha contra la delincuencia”, explicó.

Ríos agregó que no se tomó previsiones respecto de la explosión demográfica, que debería estar acompañada por un crecimiento de la Policía.

“El 2017 teníamos un policía para 285 habitantes y en 2021 teníamos un policía para 327. Sin embargo, según la Organización de Naciones Unidas se recomienda un policía por cada 250 habitantes”, dijo.

Esto se agrava más porque el 2019 no hubo ingresos a los institutos de formación de la Policía, y por tanto en 2023 no habrá egresos. En previsión de este tema, “se trabaja en un estudio matemático de análisis que permita mejorar la distribución de efectivos”, anunció.