La gestión sanitaria es frecuente de parte del Ministerio de Salud. (Foto: Ministerio de Salud)

• Redacción Central /

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, destacó el trabajo del gobierno del presidente Luis Arce para prevenir, atender e inmunizar a la población frente a la pandemia del Covid-19.

Informó que las tasas de mortalidad y letalidad del coronavirus disminuyeron en Bolivia desde la segunda ola gracias a todas las gestiones que se implementaron.

La primera autoridad de Salud emitió esta aclaración sobre los indicadores estandarizados de la pandemia para conocimiento de la población y en respuesta al excandidato de oposición Carlos Mesa, quien compara la actual gestión sanitaria con la del gobierno de facto.

“Señor Mesa, el año 2020 la pandemia estuvo en manos de su Gobierno golpista, y si ve los números, la tasa de letalidad fue de 6,2%; en 2021, durante nuestro gobierno trascurrieron dos olas, en la segunda fue del 2,6% y en la tercera ola, en la que nos encontramos, es de 2,3%”, detalló Auza en una nota de prensa.

La tasa de letalidad de Covid-19 muestra el número de fallecidos en relación a los enfermos. Sobre la mortalidad que se refiere, los fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2020 fueron 76 por 100.000 habitantes, en la segunda 29, y la tercera ola 20 por 100.000 habitantes del país.

Otro de los indicadores de la pandemia es la tasa de infección o incidencia que mide la cantidad de contagios en la población, en la primera ola la tasa fue de 1.221, en la segunda de 1.120 y en la tercera, que estamos transitando, 852 por 100.000 habitantes.

Para la primera autoridad de salud del país, las afirmaciones de Mesa no tienen asidero y enfatizó en que para el Gobierno democrático actual la defensa del derecho a la salud y la vida de la población es prioritaria y por ello la gestión sanitaria es constante, con la entrega de medicamentos, plantas de oxígeno, insumos y equipos a los hospitales del país, cumpliendo el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra el Covid-19, que incluye tres pilares de acción: testeo masivo, coordinación con gobiernos subnacionales y vacunación masiva.