Unidad de procesamiento de la castaña para la comercialización. (Foto: www.riberalta.com)

Bolivia Digital

El Órgano Ejecutivo se reunirá hoy con los representantes de la industria castañera, como la Cámara de Exportadores del Norte (Cadexnor), con la finalidad de socializar las normas emitidas en el período de emergencia sanitaria nacional y definir el modo de trabajo que debe asumir el sector.

Una comisión gubernamental presidida por el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Wilfredo Rojo, y el ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, acudió a la ciudad de Riberalta, del departamento de Beni, con la finalidad de sostener el encuentro con los empresarios y recolectores de la castaña.

Además, ambas autoridades entregarán insumos para laboratorio y explicarán a la ciudadanía las previsiones que se deben tomar para evitar el contagio del coronavirus.

“Hay que buscar un equilibrio entre lo que es la salud y la economía porque entendemos que la principal actividad de Riberalta es la castaña. Entonces, nosotros lanzamos una resolución en la que se dictaban normas para trabajar con la parte de la industria castañera, que pareciera no fue bien interpretada”, explicó el ministro Rojo en declaraciones a Bolivia TV.

De acuerdo con la autoridad, en este momento existe una cantidad de castaña que corre el riesgo de perderse como materia prima si el sector exportador incumple los requerimientos del mercado internacional.

Dijo que la industria castañera boliviana es la primera en el mundo tanto en producción como en exportación, por lo que es importante estar atentos a lo que ocurra con esta actividad y ver los mecanismos para solucionar las posibles dificultades.

Por su parte, el ministro Guzmán indicó que el Gobierno trabaja con distintas poblaciones y actividades económicas con la finalidad de evitar la expansión del coronavirus.

“Estamos a la espera de entregar víveres y laboratorios en Riberalta, que entrarán en funcionamiento en la provincia Vaca Diez”, apuntó.