Una persona trabaja en una empresa de costura. (Foto: Archivo)

ABI / Bolivia Digital

El Gobierno, mediante el Decreto Presidencial 4234, constituyó un consejo nacional para la reactivación del empleo, que fue afectado por la pandemia del coronavirus.

El nuevo grupo de trabajo tendrá la función principal de ejecutar un programa nacional de reactivación del empleo y de proponer proyectos de leyes, decretos supremos y otras normas, de acuerdo normativa vigente en el país.

Asimismo, según el decreto, tendrá que formular y desarrollar políticas públicas, además de coordinar con las entidades territoriales autónomas y organizaciones representativas de los artesanos, productores de las áreas rurales y empresarios las acciones que se asumirán.

«El plazo de funcionamiento de la comisión de reactivación será de 180 días calendario a partir de la emisión del presente decreto presidencial», señala la norma, emitida el 8 de mayo.

El flamante concejo estará conformado por los ministros de Desarrollo Productivo (que presidirá el grupo), de Energías, de Hidrocarburos, de Obras Públicas, de Minería, de Desarrollo Rural de Trabajo y de Medio Ambiente.

Bolivia enfrenta una crisis sanitaria tras el ingreso del COVID-19 desde hace dos meses y el Gobierno asume una serie de acciones para mitigar el impacto de la pandemia.

Inicialmente, la administración de la presidenta Jeanine Áñez creó varios bonos en beneficio de la gran mayoría de la población boliviana, luego impulsó medidas para que las empresas mantengan a sus trabajadores en sus respectivas funciones y ayer anunció que también asumirá decisiones para fortalecer la liquidez de los municipios, como acciones contundentes para mitigar los efectos económicos y sociales por la pandemia.