Referencial/Foto: Redes Sociales.

Sputnik

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que aprobará un paquete de medidas para afrontar la violencia de género y se comprometió a analizar el presupuesto para la aplicación de los instrumentos legales vigentes en el país que apuntan a eliminar ese flagelo.

«Como presidente me comprometo a hacer el análisis necesario y llevar a cabo una suerte de pacto fiscal para la aplicación de la ley y del plan de lucha contra la violencia contra la mujer», afirmó.

El mandatario se reunió ayer con funcionarias del Ejecutivo y del Legislativo y dijo que realizará encuentros similares con la sociedad civil y con quienes quieran ser parte de un Gran Acuerdo Nacional para la Erradicación de la Violencia.

Precisó que en todos los ministerios y entidades del Ejecutivo se instalarán unidades especializadas para la prevención de esta problemática e invitó a todas las entidades públicas a instaurar esta iniciativa.

«Estas medidas serán recogidas en un decreto que firmaré en los próximos días», precisó.

El Gobierno ecuatoriano se ha visto forzado a adoptar medidas como la remoción del mando policial y la destitución de Patricio Carrillo como ministro del Interior, debido al descrédito que enfrentan instituciones de seguridad y justicia tras el crimen de María Belén Bernal.

La abogada fue vista por última vez en la Escuela Superior de Policía, luego de que acudiera a visitar a su esposo, el teniente de policía Germán Bernal, ahora prófugo de la justicia.

En la víspera, el presidente Lasso anunció que una vez que se hayan recabado las pruebas del feminicidio en la escuela policial será derrumbado ese inmueble y levantado otro, con un nuevo concepto de esa institución y en homenaje a las mujeres.

Sobre el tema, Elizabeth Otavalo, madre de Bernal, dijo que no le interesan los simbolismos, sino que sea investigado el caso hasta encontrar la verdad y juzgar al culpable y los cómplices.