Ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

ABI

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, aclaró este lunes que los periodistas y medios de comunicación deben estar tranquilos porque están bajo la Ley de Imprenta y que el Decreto Supremo 4231 alcanza a quienes en plena pandemia del COVID-19 generen confusión, enfrentamiento y división entre bolivianos. La autoridad gubernamental afirmó que se está interpretando el mencionado DS 4231 de otra forma y por encima de la Constitución Política del Estado (CPE).

«Los periodistas tienen que estar tranquilos porque ellos están sometidos a la Ley de Imprenta, que está establecida en la CPE. (Los que deben) cuidarse son los ciudadanos que están tratando, desde las redes sociales, de confundir, enfrentar, (generar) mala información, esos son los que deberían estar preocupados», dijo.

Con «estos decretos supremos lo único que tratamos es cuidar la vida de los bolivianos. (Pero) es importante conocer que se está desinformando y se está tratando de confundir por parte de personas que militan en partidos, en un momento donde lo único que nos interesa al Gobierno y a los bolivianos es cuidar la vida», insistió.

La norma señala que: «Las personas que inciten el incumplimiento del presente Decreto Supremo o difundan información de cualquier índole, sea en forma escrita, impresa, artística y/o por cualquier otro procedimiento que pongan en riesgo o afecten a la salud pública, generando incertidumbre en la población, serán pasibles a denuncias por la comisión de delitos tipificados en el Código Penal».