El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, presenta el documento de recepción en el TDJ de La Paz a la acción de cumplimiento. (Foto: Min de la Presidencia)

 

Gonzalo Pérez Bejar/Bolivia Digital

Los miembros de la Comisión de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas y Policía Boliviana de la Cámara de Senadores fueron demandados por el Gobierno a través de una acción de incumplimiento, en la que solicita, además, omitir el tratamiento del tema para no afectar su institucionalidad.

La decisión gubernamental la hizo conocer el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, en conferencia de prensa, donde mencionó que el recurso legal fue presentado por la capitana general de las Fuerzas Armada y presidenta constitucional del Estado, Jeanine Áñez, ante el Tribunal Departamental de Justicia, que en su criterio admitió dicha demanda.

La demanda es contra el presidente de dicha Comisión, Valeriano Aguirre Colque, así como de Fernando Ferreira Becerra y Teresa Miranda Rodríguez, todos pertenecientes a la bancada del Movimiento al Socialismo (MAS).

“Estos parlamentarios han omitido esta disposición normativa, afectando la institucionalidad de las Fuerzas Armadas”, declaró y mencionó que a principios de febrero la presidenta Áñez envió la propuesta sobre los ascensos en la institución castrense.

Pero, ante la falta de respuesta de un mes después el viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, junto al entonces senador Óscar Ortiz, sostuvieron una reunión con la presidenta de la Cámara Alta, Eva Copa, quien informó que el tratamiento del tema de ascensos en las FFAA se encontraba en manos de la Comisión encargada.

El ministro Núñez indicó que, de acuerdo con el reglamento, la Comisión del Senado debió emitir un informe “ya sea ratificando los ascensos o devolviendo al Órgano Ejecutivo la propuesta, para que se subsanen vacíos, omisiones o algunas irregularidades que pueda haber detectado”.

Sin embargo, aquello no se hizo en el plazo de tres días que da la norma y pasaron tres meses sin que exista respuesta, tiempo en el cual la presidenta Áñez –dijo- buscó las soluciones para dar curso a los ascensos y para que el Senado considere del tema de forma directa en el pleno camaral y en sesión reservada, pero “la respuesta fue negativa”.

Según la autoridad, esta es “una falta grave, es una omisión de lo dispuesto en las normas que afecta seriamente a la institucionalidad de las Fuerzas Armadas», sostuvo.

“Se puede evidenciar que no se ha cumplido lo establecido en la Constitución y el reglamento de la Cámara de Senadores, por esa razón se presenta esa acción precisamente de cumplimiento, que tiene el objetivo de garantizar la ejecución de las normas. A través de la acción de cumplimiento, se solicita que se disponga la omisión del informe respectivo en un plazo máximo de 48 horas”, anunció.

Pero ante la negativa del tratamiento en la Cámara Alta, por considerar que no es una prioridad debido a la emergencia sanitaria que vive el país, en dicha acción de cumplimiento se pide la “omisión del tratamiento de los ascensos” para no afectar la institucionalidad de las FFAA.

Los senadores del MAS que fueron demandados. (Foto: Cámara de Senadores)