El pago de los bonos sociales se enmarca en los objetivos del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, referido a la redistribución equitativa de los ingresos que percibe el país en diversos sectores.(Foto: RRSS)

Bolivia

La Ley de Presupuesto General del Estado (PGE) para la gestión 2021 dispone Bs 6.274 millones para el pago de los bonos sociales a los sectores más vulnerables de la población.

De acuerdo con el PGE 2021, recientemente sancionado por la Cámara de Senadores y enviado al Órgano Ejecutivo para su respectiva promulgación, los bonos sociales beneficiarán a 3,9 millones de personas.

El presupuesto general establece un consolidado de Bs 228.357 millones, que prioriza el área de salud, educación y la inversión pública.

Garantiza Bs 6.274 millones para sostener el pago de los bonos sociales el siguiente año, que se distribuyen en Renta Dignidad Bs 5.461 millones, Bono Juancito Pinto Bs 497 millones, Bono Juana Azurduy de Pandilla Bs 187 millones y el Subsidio Universal Prenatal por la Vida Bs 128 millones.

Estos recursos beneficiarán a 3,9 millones de personas; 2.485.638 (63,2% del total que recibirá un bono) niños y niñas de unidades educativas públicas que cobran el Bono Juancito Pinto; 1.085.366 (27,6%) de los adultos mayores de 60 años que accederán a la Renta Dignidad; 253.267 (6,4%) madres que reciben el Bono Juana Azurduy de Padilla y 109.175 (2,8%) mujeres adscritas al Subsidio Universal Prenatal por la Vida.

Como una forma de apoyo a las familias y ante la crisis que generó el coronavirus, sumado a las malas decisiones políticas del gobierno de transición, el presidente Luis Arce Catacora dispuso el pago del Bono Contra el Hambre desde el 1 de diciembre de este año, por un monto de Bs 1.000 para aquellas personas mayores de 18 años que no perciben salario del sector público o privado, entre otros.