Se diseñó un plan que se implementará en 53 municipios.

• Frank Ibañez /

Ante la situación por la que atraviesa el país debido a la sequía, el Gobierno puso en marcha el Plan plurinacional de respuesta inmediata a este fenómeno natural con una inversión de más de Bs 122 millones, que se destinarán a financiar estrategias inmediatas para contrarrestar las consecuencias adversas.

El plan fue elaborado conjuntamente por los ministerios de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Defensa.

El ministro de Medio Ambiente, Juan Santos Cruz, informó que se tiene como área de acción 53 municipios de ocho departamentos, tomando en cuenta las solicitudes que se hicieron y las declaratorias de desastre recibidas por varias carteras de Estado.

Se tiene previsto que la intervención, en una primera fase, se extienda hasta el 31 de diciembre, momento en el cual de acuerdo con el análisis que se haga se asumirán las medidas necesarias, aseveró.

El ministro explicó que las acciones se centrarán principalmente en la provisión de agua para el consumo humano, riego y el consumo animal.

Entre las medidas que se implementarán de manera inmediata están la provisión de tanques PVC en diferentes capacidades, alquiler de cisternas, perforación de pozos y construcción de atajados con capacidad de 100 y 200 metros cúbicos de almacenamiento, especificó.

Autoridades de gobierno durante la conferencia de prensa, ayer. (Foto: Jorge Mamani)

El presupuesto para la puesta en marcha de este plan es de más de Bs 122 millones, de los cuales —en un inicio— se destinará 27.217.988 millones para implementar la provisión de agua en las tres áreas mencionadas, explicó.

Destacó que de esta manera el Gobierno nacional está dando respuesta a las solicitudes de ayuda de los municipios que en este momento están atravesando una difícil situación a consecuencia de la sequía.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Rural, Remmy Gonzales, manifestó que estas adversidades se presentan debido a la presencia del Fenómeno de La Niña, que en un principio ocasionó heladas y ahora, sequía.

Aseguró que, desde su despacho, como parte del plan, se prevé la dotación de semillas y fertilizantes a los productores afectados.

“La estrategia del Gobierno es puntual, la prioridad es salvaguardar la vida, por lo que primero se va a ejecutar la provisión de agua a los municipios, que de acuerdo con requerimiento alcanzan a 153; posteriormente, se va a apoyar con la dotación de semillas y fertilizantes, específicamente a 84 municipios que presentan problemas de producción.

Según la evaluación del Ministerio de Desarrollo Rural 2.020 comunidades fueron afectadas por el fenómeno natural, 102.440 familias damnificadas y 140.852 hectáreas dañadas.

El ministro remarcó que luego de implementar las etapas correspondientes (del plan) se procederá a atender la reactivación económica con la provisión de los insumos correspondientes para que puedan sembrar y producir.

“Debemos tomar en cuenta también que se tiene pronósticos de lluvia a partir de la segunda quincena de diciembre, lo que permitirá paliar un poco estos problemas de sequía en algunas regiones”, agregó.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, quien también participó en la conferencia de prensa conjunta, aseveró que este plan será ejecutado lo más antes posible.

Dijo que la sequía es un factor importante para la generación de incendios que también están afectando a distintas regiones del país.

Según datos del Senamhi, el déficit de lluvias genera un “calentamiento radioactivo y un enfriamiento radioactivo”, lo que deriva en las altas temperaturas que se registran en algunas regiones del país, con la presentación de sequías, y todo ello favorece a la propagación de incendios.

El director del Senamhi, Hugo Mamani, informó que el fenómeno climático de La Niña se manifiesta este año con el retraso de las lluvias en el altiplano, valles y algunas regiones del chaco, en tanto que en la parte oriental y amazonia ya se reportan inundaciones por exceso de lluvias.

La superficie afectada por la falta de lluvias llega a 139 mil hectáreas

De acuerdo con reportes preliminares, la sequía afectó hasta el momento a 139 mil hectáreas (ha) de cultivos en 86 municipios del país, informó el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Álvaro Mollinedo.

La autoridad indicó que, según datos preliminares, la sequía afectó a 116 mil familias y entre los cultivos dañados se encuentran de papa, hortalizas, cereales y granos, además del sector ganadero vacuno, ovino y camélido.

Asimismo, se reporta 2.000 hectáreas de cultivos perdidos, es decir que no se pueden recuperar.

“Lo único que a nosotros nos queda hacer es desplegar todo el equipo técnico para que hagamos la evaluación en campo y posteriormente, ya teniendo los resultados, vamos a requerir de recursos económicos para atender”, explicó el viceministro.

Detalló que los recursos económicos disponibles se invertirán para dotar a los productores semillas, abonos, fertilizantes, forraje, agua mediante cisternas, sales, minerales, alimento balanceado, entre otros insumos agropecuarios.

“Una vez que tengamos los datos oficiales ya vamos a tener también un dato oficial de cuánto dinero va a invertir nuestro Gobierno nacional para atender de manera inmediata, pero hasta el momento, usando datos preliminares, por lo menos ya requerimos alrededor de 40 millones de bolivianos”, afirmó Mollinedo.

Mencionó que con la evaluación de campo y el informe “más completo”, el Gobierno tendrá los datos de cuánto afectará la sequía a la economía del sector productivo y a la seguridad alimentaria en el país.

“Todo esto vamos a hacerlo de manera inmediata, esto no va a durar mucho tiempo, sino que es una acción inmediata que el Estado va a realizar para poder atender más que todo a estas familias damnificadas por este evento climático de La Niña, que es la sequía”, sostuvo.

Movilizan equipos técnicos y ayuda a los municipios 

El Gobierno nacional movilizó equipos técnicos y ayuda a los municipios de seis departamentos del país que fueron declarados en emergencia por los efectos climáticos que causan las sequías y heladas en esas regiones.

“Hay muchos municipios que han reportado afectaciones especialmente por este evento adverso que es la sequía y la helada en los departamentos de Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Oruro, Potosí y Tarija”, indicó el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Álvaro Mollinedo.

La sequía azota a tres municipios del cono sur de Cochabamba.

Omereque y Pasorapa se declararon en emergencia, en tanto que Aiquile declaró desastre municipal.

La sequía reportada en el cono sur afectó a un 80 por ciento de la producción de Omereque, Pasorapa y Aiquile, y desde hace un mes azota a parte del ganado y a más de 3.000 productores que pasan por un momento crítico por la falta de agua y que piden perforar pozos.

El municipio de Vinto se declaró en emergencia por las heladas que afectaron a la producción de papa y verduras en esa región del valle bajo.

Ever Villca, ejecutivo de la Federación Carrasco – La Reserva, en Caranavi, informó que se solicitó a las autoridades declarar emergencia ambiental y verificar los diferentes lugares afectados con la sequía para elevar un informe y fundamentar la declaratoria de emergencia.

Desde la gobernación paceña se informó que por los incendios en el departamento se tiene 1.290 familias y 60 hectáreas de terreno afectadas por el fuego, además de que cinco municipios se declararon en emergencia por el fuego que avanza.

Robert Schock, concejal de Guarayos, informó que el principal problema es la falta de agua.