La reunión que sostuvieron autoridades de Gobierno con ejecutivos de los ingenios sucroalcoholeros. (Foto: YPFB)

Bolivia Digital/

Los ministerios de Hidrocarburos, Desarrollo Productivo, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) acordaron, junto a representantes de la agroindustria sucroalcoholera nacional, sentar las bases de lo que será el Programa Etanol 2020-2023, con importantes avances en cuanto a la continuidad y la seguridad jurídica para el sector productivo del país.

El presidente ejecutivo de YPFB, Richard Botello, encabezó la reunión, realizada con ejecutivos de los ingenios azucareros Guabirá, Unagro, Aguaí y La Bélgica, con quienes se analizaron las condiciones técnicas, legales y económicas que permitan la promoción e incremento sustentable del etanol como biocombustible en el país.

Ricardo Pacheco, gerente de Productos Derivados e Industrializados de YPFB, explicó que en el Programa Etanol 2020-2023 se proyecta la incorporación de contratos con modalidad plurianual, que permitirán a la estatal petrolera y a los productores de etanol, contar con la seguridad jurídica para trabajar por varias gestiones en la compra-venta del biocombustible, con los consiguientes beneficios de estabilidad y acceso a financiamiento en mejores condiciones.

“Se trata de un reforzamiento de la política de Estado en materia de biocombustibles para brindar seguridad jurídica al aparato productor del etanol, pensando en el mantenimiento de empleos del sector productivo, como una medida de mitigación de los efectos del COVID-19 y en la reducción de importaciones de gasolina”, resaltó Pacheco.

El ejecutivo ponderó que con este compromiso se prevé ampliar la comercialización de gasolina especial plus en las distintas plazas comerciales del país y que la mezcla, que contiene un 8% de alcohol anhidro, de acuerdo con la normativa actual vigente, pueda ser incrementada gradualmente hasta un 25% en conformidad con la Ley 1098 de aditivos de origen vegetal.

El presidente de YPFB y los ministros Víctor Hugo Zamora (Hidrocarburos), Óscar Ortiz (Desarrollo Productivo), Eliane Capobianco (Desarrollo Rural), María Elva Pinckert (Medio Ambiente), junto a los representantes de los ingenios sucroalcoholeros, se comprometieron a delegar representantes para la conformación de una comisión técnica multisectorial que analizará las condiciones del contrato plurianual.

El presidente de YPFB manifestó su satisfacción por los acuerdos alcanzados y aseguró que “el trabajo en equipo es clave para llegar a un acuerdo que beneficie al país, sobre todo en la generación de fuentes de empleo.

Golpe del COVID-19

A raíz de pandemia del COVID-19, que afectó notablemente el consumo de carburantes en el país, los ingenios sucroalcoholeros no pudieron colocar en el mercado los volúmenes proyectados de etanol.

Pero, una vez se empiecen a flexibilizar las medidas de cuarentena y las restricciones de circulación, YPFB retirará los volúmenes programados de alcohol de los ingenios.

En el período junio-diciembre de 2020 se estima un mínimo de 52 millones de litros a ser retirados, que podría incrementarse con una recuperación de la demanda de gasolina, con cambios normativos en la dosificación de etanol y con la habilitación de estaciones de servicio y nuevas plazas de comercialización en el país.

En esa línea, el gerente de Productos Derivados e Industrializados de YPFB sostuvo que la promoción de los biocombustibles es un pilar fundamental en la política energética del Ministerio de Hidrocarburos y de YPFB.