Parte de los motorizados entregados a la institución del orden. (Foto: Ministerio de la Presidencia)

Bolivia Digital

En instalaciones de la Academia Nacional de Policías (Anapol), la mañana de este lunes el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, entregó a la Policía Nacional 25 vehículos incautados por la Aduana Nacional, los cuales beneficiarán en primera línea la lucha contra la violencia familiar. Este lote consistía en: 4 automóviles, 1 ambulancia, 16 vagonetas, 2 camionetas y 2 minibuses para fortalecer el trabajo de la Policía.

“Los motorizados reforzarán la lucha contra la violencia, más aun en este año en que la presidenta del país, Jeanine Áñez, declaró El año de lucha contra el feminicidio e infanticidio”, subrayó Núñez.

La autoridad recordó que en el gobierno del expresidente Morales “estas movilidades eran entregadas a organizaciones que militaban en su partido político” y, contrariamente el actual gobierno, considera que las incautaciones deben beneficiar a las instituciones que protegen la seguridad del Estado, como la Policía, las Fuerzas Armadas y el sector de médico.

Por su parte, el comandante de la Policía Nacional, Rodolfo Montero, informó que los 25 vehículos serán remitidos a los nueve Comandos Departamentales del país, siendo la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV), una de las primeras beneficiadas.

“La FELCV será una de las primeras reparticiones beneficiadas, puesto que los índices de violencia intrafamiliar no disminuyen pese a la cuarentena nacional”.

Montero dijo que la entrega del parque automotor también beneficiará en especial al Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de la FELCC, entre otras instancias policiales.