El ministro de Obras Públicas realizó la inspección en varios municipios rurales de La Paz. (Foto: MOPSV).

Reynaldo Gonzáles/Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, evaluó hoy como “positiva” la labor desarrollada por algunos gobiernos municipales rurales del departamento de La Paz en la implementación de medidas preventivas contra la expansión y contagio del coronavirus (COVID-19), aunque recalcó que todavía deben realizarse algunos ajustes comprometidos para la próxima semana.

Junto al gobernador del departamento, Félix Patzi, durante toda la jornada realizó un extenso recorrido por los municipios altiplánicos de Tiwanaku, Guaqui, Desaguadero, Copacabana, Tiquina, Huatajata, Pucarani y Laja, en el que se reunió con autoridades municipales y originarias, y visitó los centros de salud de cada comunidad.

Asimismo, en coordinación con las autoridades y pobladores locales, Arias comprometió el apoyo del Gobierno nacional en las tareas pendientes.

En contacto con Bolivia TV, el ministro precisó que la mayor parte de los municipios visitados cumplieron con los requerimientos para la atención de la enfermedad, aunque en algunos casos recomendó ajustes en las infraestructuras de los centros médicos para el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

Entre estos, mencionó como el más importante la habilitación de espacios de aislamiento para posibles casos de personas infectadas con COVID-19.

“Nuestra evaluación es de satisfacción, en general. Hemos encontrado gobiernos municipales que se han puesto a la altura, pero también hay –son los más escasos– otros que no (…). Estamos impresionados por cómo ha reaccionado el personal médico”, afirmó Arias desde Copacabana.

Complementó que de momento se registraron falencias en el equipamiento, los trajes de bioseguridad para el personal médico y la construcción de salas de aislamiento.

“Necesitamos tener salas de aislamiento que permitan ver el desarrollo del paciente y si es grave, recién trasladarlo a la ciudad de La Paz. Dimos un plazo de una semana para que se hagan los arreglos pertinentes”, especificó la autoridad.

Asimismo, Arias volvió a exhortar a los gobiernos municipales de Bolivia a ajustar y ejecutar sus presupuestos para priorizar el área de la salud ante la emergencia mundial.

“No es cierto que los municipios no tienen plata. Lo que pasa es que no están ejecutando (…). Por lo tanto, la falta de recursos no es un pretexto, lo que falta es mayor dinamismo y mayor entrega; tenemos que tomar medidas más urgentes”, explicó.

Complementariamente, en horas de la noche, Arias participó en una asamblea improvisada con representantes de la población de Copacabana, donde la pasada semana se registró un caso positivo de coronavirus.

En el diálogo, la autoridad escuchó las denuncias sobre deficiencias en la atención médica del lugar y exhortó a los “copacabaneños” a cumplir rigurosamente las medidas de cuarentena y aislamiento social para evitar la propagación de la enfermedad.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, al momento el departamento de La Paz tiene 65 casos registrados de coronavirus y ocho decesos, la gran mayoría de ellos en las urbes de La Paz y El Alto.

No obstante, en pasados días, autoridades locales llamaron la atención sobre el surgimiento de casos en zonas rurales de menor densidad poblacional como Huarina, Patacamaya, Copacabana y Cairoma.

Arias adelantó que este domingo efectuará un recorrido similar por algunos municipios de las zonas rurales del departamento de Oruro, junto a autoridades locales.