12 SOCIEDAD FOTO 1 Raúl Martínez Candia

 

Redacción central / Bolivia/Edición Impresa
Los campesinos de las 20 provincias del departamento de La Paz y la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de los 14 distritos de El Alto determinaron un cuarto intermedio a los bloqueos por 48  horas, hasta que el Gobierno cumpla con las demandas que se acordaron en un documento de nueve puntos. 

Los dirigentes iniciaron el diálogo con el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, en las instalaciones de radio San Gabriel, ubicada en la zona de Villa Adela en la urbe alteña, luego de que hace más de una semana determinaran bloqueos de caminos y paro cívico en El Alto tras la renuncia de Evo Morales a su cargo como presidente y en demanda de respeto a la wiphala, entre otras demandas. 

“Este espacio de 48 horas permite levantar bloqueos que afectan a La Paz y El Alto y a las demás provincias porque falta combustible; afecta a todos los departamentos del occidente”, dijo Justiniano, según cita la ABI. 

La autoridad destacó la posibilidad de avanzar en el diálogo y que pese a que aún no se solucionó el conflicto, se escuchó un pliego y ahora “hay cosas que cumplir”.

Manifestó que se trata de un “acuerdo temporal”, debido a que en 48 horas se evaluará el cumplimiento de los acuerdos y dependerá de ese aspecto que las movilizaciones retornen o se suspendan definitivamente.

Según el documento suscrito, el titular de la Presidencia solicitará una reunión de gabinete para considerar la abrogación del Decreto 4078, que establece que los militares que participen en operativos para el restablecimiento del orden estarán exentos de responsabilidad penal cuando en cumplimiento de sus funciones actúen en su defensa.

También se ordenará el repliegue de los militares, pero en su lugar los policías custodiarán las empresas estratégicas estatales y en particular la planta de Senkata, cuyo muro fue volteado en el intento de toma, por lo que se encuentra desprotegida.

Entre otros puntos del acuerdo están la entrega de una renta vitalicia a los familiares de los fallecidos en El Alto y la cobertura de los gastos médicos de los heridos, así como también la liberación de los detenidos y la indagación para dar con los responsables de la quema de la wiphala.

“Inclusive está el tema de la convocatoria a elecciones, formación del Órgano Electoral, la renuncia de algunos ministros, temas que serán considerados por parte nuestra, de la Presidenta y el gabinete, que determinarán si llegamos finalmente a un acuerdo definitivo”, detalló Justiniano.

Los nueve puntos: 

– Abrogación de los decretos supremos que liberan de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas.
– Repliegue inmediato de los militares.
– Elecciones generales antes del 22 de enero.
-Liberación de los detenidos en operativos de las fuerzas del orden, garantías a los dirigentes sindicales                  y no a la persecución.
– Resarcimiento económico y atención médica para los heridos e indemnización para las familias de los fallecidos en la represión policial y militar.
– Respeto a la wiphala, y proceso a los policías que maltrataron el símbolo patrio. 
-Continuidad de los proyectos de Evo Cumple y otros programas encarados por   el anterior Gobierno. 
-Destitución de Arturo Murillo del cargo de ministro de Gobierno. 
-Respeto a los recursos naturales y no a la enajenación.