_JMK7949

 

Redacción central – Edición impresa

El Ministro de la Presidencia y los viceministros de Seguridad Ciudadana y Vivienda firmaron un acuerdo de 13 puntos con los sectores movilizados de la ciudad de El Alto, lo que posibilitó levantar los bloqueos y  garantizar la transitabilidad por esa urbe.

El Ministerio de Gobierno, a través de su cuenta en Twitter (@MindeGobierno), informó que el “Ministerio de la Presidencia junto a los viceministros de Seguridad Ciudadana, Vivienda y Urbanismo llegan a acuerdos con dirigentes del Distrito 8 (Senkata, Ventilla, Puente Vela y otras 200 urbanizaciones) de la ciudad de El Alto”.

En el documento que fue publicado por esa cartera de Estado se da cuenta de que son 13 los puntos acordados entre las autoridades del Gobierno nacional y los dirigentes de los sectores movilizados de la urbe alteña.

El primero de los 13 puntos del documento compromete al Ejecutivo a coadyuvar con el Ministerio Público y el Órgano Judicial “para otorgar justicia a todas las víctimas producto de las movilizaciones”.

Asimismo, el Gobierno se comprometió a evitar cualquier tipo de persecución y acoso político a los dirigentes cívicos y vecinales, tanto de la ciudad de El Alto como a nivel nacional, además de generar las indemnizaciones para los familiares de las personas fallecidas.

También incluye la coordinación con las instancias pertinentes para “determinar el repliegue de las Fuerzas Armadas y de la Policía nacional a sus unidades correspondientes”, además de la elección de las nuevas autoridades electorales con participación de los representantes del pueblo alteño.

No al retorno de políticos de 2003

Las autoridades del Ejecutivo se comprometieron a “que no se permitirá el retorno de los exiliados políticos comprometidos con las luctuosas jornadas de octubre de 2003” ni se les otorgará amnistía alguna, con la salvedad de que solamente se permitirá su regreso para que se sometan a la justicia. La abrogación del Decreto Supremo 4078, la interpelación al ministro Arturo Murillo por las muertes en las movilizaciones, la continuidad de los proyectos y obras, junto a la declaratoria a El Alto como “reserva moral” del país son los otros acuerdos que alcanzaron tras las jornadas de diálogo que sostuvieron las autoridades con los dirigentes movilizados.

En uno de los puntos, las autoridades “aceptan la declaratoria de personas no gratas para la ciudad de El Alto de Luis Fernando Camacho, Carlos Mesa, Waldo Albarracín y Marco Pumari”, además de coadyuvar con las instancias correspondientes para la liberación de las personas detenidas durante las movilizaciones de octubre y noviembre.

“Llegamos a un acuerdo con el Distrito 8 de la ciudad de El Alto (…) el problema que tenemos ahora es de transitabilidad por los saldos del conflicto: pasarelas, promontorios de tierra, piedras que se movieron, que quienes promovieron las acciones ahora desaparecieron”, dijo el viceministro Wilson Santamaría, quien aseguró que se restablecerá la circulación en las vías.