El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, visitó el lugar y escuchó las demandas de los transportistas. (Foto: RRSS)

Bolivia

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, visitó los puntos de bloqueo y sostuvo una reunión con los transportistas. Ambas partes llegaron a un acuerdo y levantaron sus medidas. La autoridad conminó a la Gobernación de Santa Cruz a trabajar de manera conjunta en bien del municipio, además dijo que el presupuesto para el mantenimiento de la ruta Montero-Yapacaní-Ichilo alcanza a Bs 3,7 millones.

“Hemos quedado en realizar una inversión de unos 3,7 millones de bolivianos que se han conseguido con el esfuerzo de nuestro presidente Luis Arce Catacora y el vicepresidente David Choquehuanca”, manifestó Montaño.

La autoridad comprometió los recursos para realizar el mantenimiento a los caminos, además garantizó que en una segunda etapa se prevé concluir con la doble vía de la carretera que conecta Cochabamba con Santa Cruz, que tiene un avance físico de más del 82%.

“Necesitamos la contraparte de la Gobernación, esperemos a que se puedan comprometer con su gente y estén presentes en Yapacaní”, añadió Montaño.

Hace dos días, 12 asociaciones del transporte de la provincia Ichilo, afiliadas a Fedetrans (Federación Departamental de Cooperativas de Transporte), mantienen bloqueada la carretera a Cochabamba a la altura del puente de Yapacaní.

“Ya hay recursos económicos de la CAF para que se pueda hacer un estudio en la carretera antigua que ya está con una vida útil deteriorada”, agregó la autoridad.

Montaño lamentó que en la gestión de Jeanine Añez y su gabinete transitorio se trabara el trabajo de las empresas constructoras. Gobierno que, mediante un decreto supremo, impidió el mantenimiento de todas las carreteras de Bolivia.

Luego de llegar a un acuerdo, las maquinarias procedieron a retirar los escombros y tierra que obstruían la transitabilidad de los motorizados.