Foto: Roxana Mellea

• Redacción Central /

Una brigada de médicos del Ministerio de Salud y Deportes garantiza la salud de más de un centenar de familiares de víctimas asesinadas en Pedregal, Sacaba, Senkata, Montero y Betanzos en octubre de 2019.

El médico general Luis Mamani explicó que por decisión del Ministerio de Salud se dispuso que dos profesionales y personal de enfermería acompañen la medida de presión que se dirige a la ciudad sede de gobierno exigiendo justicia y la reparación integral de las víctimas de la masacre por el régimen de Jeanine Añez y sus cómplices.

Médicos atienden a los marchistas y sus hijos.

“Estamos encargados de atender a las personas que están en la marcha desde el martes. La gran mayoría padece de heridas por las ampollas debido a la caminata, especialmente las personas de la tercera edad”, sostuvo en declaraciones a Bolivia TV.

LAHUACHACA

La columna que se dirige a la ciudad de La Paz partió a las 06.00 de ayer de Panduro hasta la población de Lahuachaca, del municipio de Sica Sica, donde pasaron la noche.

“La marcha partió a las seis de la mañana, llegamos a las ocho a la población de Conani y ahora nos trasladamos hasta Lahuachaca”, sostuvo el representante de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) de El Alto, David Inca.

Pese al intenso sol y el largo trayecto que recorren, los marchistas tienen la convicción de cumplir con su desafío.

El representante de las víctimas de Sacaba, Roberto Jucumari, dijo que a pesar del malestar en los pies continuarán con la marcha y no retrocederán en sus medidas hasta ser escuchados.

“Estamos al pie de la lucha, pero vamos a continuar; algunos están con ampollas en los pies, pero vamos a continuar. Nosotros estamos pidiendo justicia, no vamos a descansar, tal vez vamos a tomar otras medidas”, precisó.

linkedin