Eco 4_F1 Surtidores Bolivia

 

Redacción central  – Edición impresa

El Ministerio de Hidrocarburos decidió importar gasolina y diésel de Chile y Perú para abastecer, a precio normal, al transporte público de las ciudades de La Paz y El Alto, que es el sector más afectado por el bloqueo de vías de acceso a la planta de Senkata.  

En entrevista con Bolivia TV, el titular de esta cartera, Víctor Hugo Zamora, informó ayer que el Gobierno está listo para abastecer de combustibles a la población de las mencionadas ciudades; sin embargo, el bloqueo de caminos hacia la planta en El Alto no permite la distribución.

“Ojalá que en el transcurso del día (por ayer) podamos solucionar por una vía alternativa con unos cisternas que se están trabajando y nos están apoyando. Hemos tenido que importar gasolina y diésel desde Chile y Perú para poder entrar por esa vía alternativa”, dijo la autoridad.

Detalló que se trata de alrededor de 100 cisternas para abastecer “de emergencia” a los surtidores de La Paz y El Alto, y de esa manera reactivar la circulación del servicio del transporte público, principalmente.

“Por el momento” es normal el abastecimiento de gas domiciliario en ambas ciudades, pero existen dificultades en el suministro a las industrias de La Paz, Oruro y Cochabamba a causa del daño que sufrió el ducto (Carrasco-Cochabamba) que transporta a estas regiones, señaló.

La autoridad indicó que costará medio millón de dólares restituir el ducto de 200 metros que fue dañado; sin embargo, precisó Zamora, se necesita la autorización de los sectores movilizados antes de comenzar el proceso de reparación.

 

Comercialización

Ante rumores de especulación sobre el alza de costo en los combustibles, Zamora aclaró que no se incrementará el precio “ni de la gasolina ni del diésel ni del gas”, porque ya está establecido y definido.