El envío se realizó desde el Aeropuerto de Viru Viru, de la ciudad de Santa Cruz, en una aeronave Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana. (Foto: Nuevo Sur)

Bolivia Digital

Las gestiones realizadas por el ministro de Defensa, Luis Fernando López, y la coordinación con el viceministro de Transporte, Julio Linares con el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de Oruro, este jueves por la tarde arribaron al Aeropuerto de Oruro ‘Juan Mendoza’, 103 botellones de 75 kilos, más de una tonelada de oxígeno, que paliarán por aproximadamente unas 36 horas, la crítica situación de falta de oxígeno en las áreas de terapia intermedia e intensiva en los hospitales covid Korea y San Juan de Dios.

El Ministerio de Obras Públicas, informó que los insumos médicos llegaron desde Santa Cruz en una aeronave Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y que el puente aéreo se realizó porque los líderes de la Central Obrera Boliviana (COB) no cumplieron su palabra de dejar circular cisternas y camiones cargados con oxígeno en los puntos de bloqueos camineros.

Las gestiones del Viceministro de Transporte, la Gobernación de Oruro y la empresa proveedora no tuvieron resultados positivos, por lo cual los camiones tuvieron cargados con botellones de oxígeno retornaron a los almacenes, dejando sin este insumo vital a los hospitales.

El Viceministro Linares ponderó las gestiones del Ministro de Defensa, pero hizo notar que los puentes aéreos significan grandes esfuerzos logísticos que solucionan sólo por horas el peligroso desabastecimiento de oxígeno en los Hospitales COVID y que si no se movilizan en las siguientes horas las cisternas cargadas de oxígeno, detenidas en diferentes puntos del país, costarán vidas que luego los líderes del partido que gobernaba el país hasta el 2019, no podrán devolver. 

El viceministro López, señaló que los puentes aéreos solucionan solo por horas el peligroso desabastecimiento de oxígeno en los nosocomios covid y que si no se movilizan en las siguientes horas las cisternas, detenidas en diferentes puntos del país, costarán vidas que luego los líderes del Movimiento Al Socialismo (MAS) no podrán devolver.