El Gobierno seguirá apostando por el diálogo antes que la confrontación.

Bolivia Digital

Datos del Ministerio de Gobierno confirman que en la actualidad, a nivel nacional existen 156 puntos de bloqueo y continúa en análisis una posible intervención policial a fin de garantizar el abastecimiento de alimentos, medicamentos y oxígeno que requieren los pacientes internados en los distintos hospitales del país.

El viceministro Régimen Interior y Policía, Javier Issa, quien explicó que el Ejecutivo aún evalúa la logística para ver cómo desbloquear las carreteras ya que “la situación es muy complicada”.

Agregó que el Gobierno seguirá apostando por el diálogo antes que la confrontación y los muertos que pretende generar el Movimiento Al Socialismo (MAS), pero “en caso de no haber solución vamos a intervenir”, manifestó Issa.

La autoridad lamentó la postura de algunos sectores que se niegan a instalar una mesa de diálogo para encontrar una salida al conflicto.

“El problema es muy complejo, la gente piensa que es salir, atacar a los bloqueadores y se arregla todo. No es que haya inacción de parte de las autoridades, sino que estamos evaluando las consecuencias de tomar los puntos de bloqueo. Si tomamos algún punto de bloqueo se iba incendiar realmente el país, mucho más de lo que está en este momento”, dijo.

El bloqueo que protagonizan afines al MAS, desde el lunes de la anterior semana, ocasionó que más de 30 personas pierdan la vida por falta de oxígeno y medicamentos; además que gran cantidad de camiones varados en los puntos de bloqueo fueron saqueados, pues bloqueadores robaron más de 50 toneladas de pollo y otras mercancías que trasladan los transportista.

En Samaipata (Santa Cruz), miembros del MAS secuestraron el fin de semana a ochos personas quienes sufrieron diversas agresiones físicas y psicológicas.